Apple

Multan a Apple con 860 millones de dólares por violar una patente

La empresa deberá afrontar una multa millonaria por utilizar una tecnología de eficiencia instalado en los iPhone 5S y iPad Air, que había sido creada por la Universidad de Wisconsin

miércoles 14 de octubre de 2015 - 1:36 pm

El Tribunal Federal de Distrito para el Distrito Oeste culpó a Apple de violar una patente de la Universidad de Wisconsin en la fabricación de los procesadores A7 con arquitectura de 64 bits, instalados en los iPhone 5S y iPad Air. La multa podría ascender a 860 millones de dólares. [pullquote position=”right”]Apple violó una patente de la Universidad de Wisconsin en la fabricación del chip A7[/pullquote]

La semana pasada comenzó un juicio en Wisconsin y el jurado consideró que la empresa violó la patente que proporcionaba una mayor eficiencia y rendimiento de los procesadores, según la sentencia.La universidad alegó en la denuncia que presentó a principios de 2014 que esos modelos de iPhone y iPad se beneficiaron de un sistema de procesamiento de información desarrollado en la Universidad de Wisconsin-Madison.

La patente corresponde al número 5.781.752 del registro estadounidense que describe un “circuito para la gestión de datos basados en tablas para ordenadores con procesamiento en paralelo”, la cual fue concedida a un equipo de lainstitución dirigido por el investigador Gurindar Sohi en el año 1998.

WARF, el brazo de la Universidad de Wisconsin que se encarga de las patentes, solicitaba que los cálculos por daños y prejuicios fuesen triplicados, ya que Apple estaba al tanto de la patente y por ende, la había violado de forma intencional.

El importe de los daños causados por la empresa estadounidense está pendiente, aunque medios norteamericanos consideran que la universidad podría reclamar más de 800 millones de dólares.

En los últimos años, Apple presentó diversas demandas por violación de patentes contra otras empresas importantes dentro del sector de la tecnología. Uno de los enfrentamiento más seguidos es el que enfrenta a la firma surcoreana Samsung, su mayor rival en el mercado de los teléfonos inteligentes y tabletas.

COMENTARIOS