Gran Hermano 2015

Un grito de un fanático generó el momento más tenso de la final de Gran Hermano

Durante la gala en vivo fueron al preguntarle al público quién quería que gane el reality, pero un chico agarró el micrófono y sorprendió a todos: "esto es una vergüenza"

jueves 1 de octubre de 2015 - 11:17 am

Jimena Cyrulnik fue la encargada de conducir la alfombra roja y vivió el momento más incómoda de la final de Gran Hermano 2015. En su intercambio con los fanáticos que fueron a la gala, un joven le arrebató el micrófono para hacer una denunciar en vivo.

“Esto es una verdadera vergüenza”, alcanzó a denunciar el joven indignado. Rápidamente, Jimena recuperó el micrófono y continuó con lo suyo.

COMENTARIOS