Seguinos en nuestras redes

Política Internacional

Pepe Mujica se reunirá con Cristina para destrabar conflicto portuario

El presidente del país vecino intentará reunirse con la presidenta argentina en una reunión que se realizará en La Habana, a fin de mes

El presidente de la República Oriental del Uruguay, José “Pepe” Mujica, intentará reunirse con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a fin de mes en La Habana, Cuba, para hablar sobre el conflicto que mantienen en materia portuaria a raíz de las últimas medidas restrictivas que adopto la Argentina. [pullquote position=”right”]Mujica tiene prevista, para fin de mes, una reunión con Cristina para destrabar el conflicto portuario.[/pullquote]

Así lo expresó el ministro de Relaciones Exteriores uruguayo, Luis Almagro, quien, según reporta el diario uruguayo El Observador, espera que de la reunión con la jefa de Estado surja alguna solución a la decisión de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables que afectaron a los puertos orientales.

La jefa de Estado argentina y Mujica tienen previsto participar de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que sesionará los días 28 y 29 de enero en la capital de Cuba. Es así, que el presidente de Uruguay intentará abordar la resolución que impide que los buques toquen puerto uruguayo antes de ingresar a la Argentina, lo cual afecta directamente a las terminales de ese país que sienten la merma en el movimiento de contenedores.

Mujica ya había expresado que quería hablar con Cristina sobre el tema, durante la cumbre presidencial del Mercosur que se realizará en Caracas y  había sido prevista, inicialmente, para el 17 de enero pasado y luego reprogramada para fines de este mes, pero que finalmente se pospuso para la segunda quincena de febrero.

Política

El embajador argentino en Chile, sobre su asistencia a Jones Huala: “No pedí en ningún momento su excarcelación”

Rafael Bielsa sostuvo que es su “obligación” asistir a un nacional y justificó porqué estuvo él y no un diplomático de menor jerarquía

Mientras de este lado de la cordillera los mapuches han venido realizando diversos actos calificados como “terroristas” -con un leve accionar del Gobierno nacional-, en Chile, el embajador argentino, Rafael Bielsa, añadió más polémica a la situación cuando trascendió que estuvo presente en una audiencia judicial en la que el líder de la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), Facundo Jones Huala, pedía su excarcelación en una condena de 9 años que pesa sobre él.

Tras las críticas sufridas por lo ocurrido, el diplomático brindó sus explicaciones sobre su presencia en el tribunal: “Jones Huala fue juzgado y condenado en Chile, y está cumpliendo su prisión”, comenzó en diálogo con C5N. Bielsa aseveró que como embajador tiene la “obligación” de asistir a un nacional a partir de lo que sostiene la Convención de Viena.

“Si me pide asistencia tengo la obligación de asistirlo, y su representante legal me la pidió”, sostuvo. Sin embargo, nada indica que sea el embajador (máxima representación de un país en el extranjero) quien tenga que hacerse cargo de la situación, lo que esconde la existencia de un interés nacional que él haya estado presente en la audiencia.

Facundo Jones Huala

Sobre esto último afirmó: “Esto no es una orden ni está escondido detrás de mi Alberto Fernández ni el ministro Santiago Cafiero. Yo me hago responsable de todo, de lo que hice y de lo que dejé de hacer, pero no me puedo hacer responsable de lo que la gente inventa”.

Continuando con su defensa, Bielsa afirmó que nunca pidió la exarcelación de Jones Huala: “Yo dije que no era función de un embajador emitir un juicio sobre el ordenamiento jurídico del país donde estaba ni tampoco sobre la relaciones del gobierno con el pueblo mapuche. Yo no pedí en ningún momento nada, ni que le denegaran ni que le otorgaran la excarcelación”.

Tras ello, el embajador argentino en Chile detalló que Jones Huala esta condenado por dos delitos: incendio simple y portación de un arma casera. “No está condenado por terrorismo, si hubiera sido así yo no hubiera tenido ninguna audiencia a la que ir porque las normas de libertad condicional se aplican a todos menos a aquellos que han cometido delitos de lesa humanidad o de terrorismo”.

Continuar leyendo

Política Internacional

Uruguay y un duro cuestionamiento a Argentina por no condenar crímenes en Nicaragua

Washington Abdala, representante uruguayo ante la OEA se mostró furioso con el rechazo de algunos países a condenar al gobierno de Daniel Ortega: “Muchos se hacen los distraídos”

El representante uruguayo ante la Organización de Estados Americanos (OEA) cuestionó en duros términos la decisión argentina de no condenar los actos de violencia política protagonizados por el gobierno de Nicaragua encabezado por Daniel Ortega.

El representante argentino ante la OEA, Carlos Raimundi, expresó: “No consideramos pertinente acompañar esta declaración, la consideramos improcedente y extemporánea”.

Luego de Raimundi habló el represéntate diplomático de Uruguay, Washington Abdala, que no ocultó sus críticas hacia la postura de Argentina. “No se si estoy en otra sintonía; no termino de comprender a los países que no entienden que la dictadura nicaragüense es de un grado de violencia extrema”.

Y, visiblemente ofuscado, agregó: “¡¿Qué se necesita para comprender que no se les está permitiendo a los candidatos ser libremente candidatos, que hay un pueblo desesperado clamando por libertad!? ¡¿Qué pruebas hay que ofrecerles para que adhieran a un razonamiento que hacemos todos para enfrentar a este tipo de dictaduras?!”.

Raimundi, además, puso como elemento para justificar la abstención de Argentina la proximidad de las elecciones en Nicaragua, que se celebrarán el 11 de noviembre.

Ante esto, Abdala señaló: “¿Qué es esto de la injerencia? Sean claros. Lo único que estamos haciendo en el plano internacional es expedirnos, razonar, algo que no hace la dictadura, que mata, asesina y priva de la libertad”.

Se trata de la segunda resolución de estas características que la OEA aprueba para insistirle a Nicaragua que libere a candidatos presidenciales y presos políticos, urgirle a que inicie reformas electorales. El posicionamiento es una advertencia sobre el deterioro de la situación de los derechos políticos del país.

Continuar leyendo

Política

Argentina se abstuvo de exigir en la OEA la liberación de presos políticos en Nicaragua

El Gobierno se negó a apoyar una resolución en la que expresa “grave preocupación” por el accionar del régimen de Daniel Ortega; Para Argentina la misma era “improcedente y extemporánea”

En una nueva polémica decisión relativa a la política exterior del país, argentina le dio un implícito respaldo al régimen de Daniel Ortega en Nicaragua al abstenerse de votar sobre la liberación de presos políticos en el país caribeño: una maniobra del oficialismo para garantizarse la victoria en las elecciones de noviembre al ir deteniendo a todos los candidatos que competirían con Ortega en los comicios.

La resolución en cuestión contó con el voto afirmativo de 26 países, 7 abstenciones (Argentina, Barbados, Bolivia, Guatemala, Honduras, México y San Vicente y Las Granadinas) y 1 negativo (Nicaragua).

Se trata de la segunda resolución que la OEA aprueba para insistirle a Nicaragua que libere a candidatos presidenciales y presos políticos, urgirle a que inicie reformas electorales. El posicionamiento es una advertencia sobre el deterioro de la situación de los derechos políticos del país. En aquel momento Argentina también se abstuvo de votar junto con los mismos países y optó por elaborar una estrategia conjunta con México por fuera del organismo que cuenta con la presencia de Estados Unidos y con cuyo secretario General, Luis Almagro, la cancillería mantiene diferencias irreconciliables.

En un comunicado publicado por ambos países sí hablaron de “persecución política” pero no de presos políticos: “Hemos sido testigos, en varios países de la región, de casos inadmisibles de persecución política. Rechazamos esta conducta. No estamos de acuerdo con los países que, lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas, dejan de lado el principio de no intervención en asuntos internos, tan caro a nuestra historia. Tampoco con la pretensión de imponer pautas desde afuera o de prejuzgar indebidamente el desarrollo de procesos electorales”.

La resolución votada en la OEA en la mañana de hoy el documento expresa su “grave preocupación” por el hecho de que Nicaragua haya ignorado los esfuerzos del Consejo Permanente de la OEA para que se comprometa a la celebración de elecciones “libres y justas”.

Además, el bloque resuelve en “urgir con vehemencia al Gobierno de Nicaragua a poner en práctica sin demora los principios de la Carta Democrática Interamericana, así como de todos los estándares internacionalmente reconocidos” a fin de garantizar una competencia electoral “creíble”, y bajo observación internacional.

Al respecto, el embajador argentino ante el organismo, Carlos Raimundi, manifestó: “Más allá de que podemos coincidir con algunos tramos del texto, no consideramos pertinente acompañar esta declaración. La consideramos improcedente y extemporánea. Punto”

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR