Crisis de inmigrantes en Europa

Hermana Guadalupe: “El Estado Islámico entierra vivos y crucifica a niños”

Las historias más terribles contadas por una monja de San Luis que vive en Siria hace cuatro años

domingo 13 de septiembre de 2015 - 9:44 am

La monja argentina pertenece a la congregación del Verbo Encarnado. Con voz pausada, recuerda las penurias que vivió durante el cerco, que duró un año y medio.

“Es realmente vergonzoso que haya tenido que pasar esto del niño Aylan para que el mundo se despertara y conociera algo que viene pasando hace años en Siria. Lo que no logramos los grandes, lo logró un niño con su propia vida”, contó la monja al diario Perfil.

Los vecinos de Aleppo tienen una hora diaria de electricidad, cuentan con agua potable una vez por semana y enfrentan el desabastecimiento de alimentos perecederos. Según Guadalupe, los responsables de esa odisea son “grupos terroristas, entre ellos Estado Islámico”. “Entran a los pueblos decapitando, enterrando niños vivos delante de sus madres, crucificándolos. Es típico que detengan un colectivo de cristianos en la ruta, que separen a un lado a los hombres, al otro a las mujeres y que las violen delante de sus maridos”, confía con crudeza.

Viajó a Buenos Aires por un tema familiar, pero tiene la intención de regresar a Siria en el corto plazo. Al dejar Aleppo, fue a la frontera con Turquía –desbordada por cientos de miles de sirios que escapan de Estado Islámico– y presentó el pasaporte argentino. “Me dejaron pasar, pero traté de que también pasaran los que tenía cerca. Miré a los guardias y les dije: él viene conmigo, él también, ella es mi traductora… A todos los que pude los pasé para el otro lado”, explica, moviendo los brazos, como si aún estuviera rodeada de decenas de refugiados.

COMENTARIOS