Recreo Bizarro

Una actriz porno podría morir si no se saca los implantes

Elizabeth Starr hizo su carrera como una de las más poderosas de los sets de filmación, pero su vida peligra a más de una década de agrandar su busto

jueves 16 de enero de 2014 - 10:34 am

La actriz porno, Elizabeth Starr fue durante años la más poderosa de los sets de películas porno estadounidense, pero su éxito sostenido se ve opacado por el miedo constante a morir por complicaciones a raíz de sus implantes mamarios, un descomunal escote.

"Básicamente fui víctima de un experimento", expresó Starr al sitio inglés Sky News, donde esta semana se conoció su calvario, que incluye 63 operaciones correctivas desde que el fluido de sus implantes se dispersó por sus mamas y comenzó a abultarlas de más, informó el sitio Daily Mail. [pullquote position="right"]Una actriz porno podría morir si no se saca los implantes [/pullquote]

"Soy una bomba de tiempo, podría pasarme cualquier cosa de un momento a otro. Yo quería tener más oportunidades, por eso me agrandé el busto", explicó la actriz de 43 años, quien se sometió en 1999 a una operación que hoy en día está prohibida en los Estados Unidos.

"Me mintieron, porque no era una operación aprobada por la FDA", señaló la actriz porno sobre la prohibición emitida por el ente estadounidense que regula drogas y alimentos para consumo humano. "El fluido de mis lolas sigue aumentando, y tuve infecciones que se fueron comiendo el tejido mamario", explicó la mujer.

Starr tiene 120 centímetros de contorno a la altura del busto, lo que representa un peso excesivo para su cintura, hombros y espalda. Su médico presentó el caso ante la sociedad médica local y el veredicto fue unánime: para seguir viviendo, la mujer debe despedirse de sus lolas.

COMENTARIOS