Elecciones 2015

Cuando Cristina se “disfrazaba de lluvia” para “obtener rédito electoral”

"Jamás se me ocurrió montarme en la tragedia de la gente", aseguró ayer la presidenta por Cadena Nacional. Pero en 2009 y 2013 sí asistió a los inundados

viernes 21 de agosto de 2015 - 6:49 am

Durante el extenso discurso que la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, brindó ayer por Cadena Nacional se destacaron frases en las que la mandataria rechazó “la obscenidad de disfrazarse de día de lluvia ir al barrio a juntarse con los pobres”.
[pullquote position=”right”]Cuando Cristina se “disfrazaba de lluvia” para “obtener rédito electoral”[/pullquote]

De esta forma, la jefa de Estado acusó, en sus más de dos horas de alocución, a otros políticos de sacar provecho de las inundaciones que afectaron zonas de todo el país en las últimas semanas.

“Jamás se me ocurrió montarme en la tragedia de la gente para obtener rédito electoral”, aseguró, en clara alusión a María Eugenia Vidal, la candidata a gobernadora bonaerense del PRO, la cual fue fotografiada cuando visitó Pilar, afectada por las anegaciones, en un camino de barro. La recorrida fue criticada como “oportunista” por sectores del oficialismo nacional.

Pero la frase de Cristina es contradictoria con su accionar en 2009 y 2013, meses previos a las elecciones legislativas de esos años, cuando visitó dos localidades inundadas “disfrazada de lluvia” en plena campaña.

Primero lo hizo en febrero de 2009, cuando recorrió Tartagal, en la provincia de Salta, que había sido golpeada por inundaciones y aludes. Primero en helicóptero y después a pie, visitó a los vecinos y se tomó fotos con ellos.

La escena volvió cuatro años luego, con las trágicas inundaciones que dejaron 89 muertos (oficiales) en La Plata. Esa situación la golpeó de cerca, ya que el agua llegó hasta el barrio de su madre, Ofelia Wilhelm, que fue trasladada a la Residencia Presidencial de Olivos.

“Mi madre tampoco se quiso ir de su casa, y no tiene agua ni gas ni teléfono”, indicó, y un vecino le contestó: “Mi vieja está muerta, la tuya se salvó”. Más tarde, Cristina visitó varios centros asistenciales que La Cámpora había montado en la capital bonaerense.

COMENTARIOS