Seguinos en nuestras redes

Nacionales

El titular de la Sedronar contraataca: Denunció irregularidades graves en el organismo

Luego de las críticas de paralización del organismo, el cura Molina dijo que se encontró con un “panorama crítico” y acusó a sus antecesores de realizar gastos y contrataciones sospechosas

El titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), Juan Carlos Molina, contraatacó  ante las duras denuncias sobre una virtual paralización del organismo que preside.

Ahora, quien preside la Sedronar, lanzó fuertes denuncias y acusaciones a sus antecesores, a quienes responsabilizó por la “crítica” situación administrativa. [pullquote position=”right”]El titular de la Sedronar contraataca: Denunció irregularidades graves en el organismo[/pullquote]

Molina, un sacerdote especialista en asistencia de consumidores y hombre de confianza de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, admitió que en la Sedronar existieron “irregularidades” que la presidenta Cristina Kirchner le indicó que denunciara ante la Sindicatura General de la Nación (Sigen). De este modo pareció avalar los cuestionamientos que habían formulado la Iglesia Católica y la Corte Suprema, antes de su asunción.

El periódico LA NACION había revelado el domingo pasado que desde la asunción de Molina, hace más de un mes, el organismo está virtualmente paralizado, afectado por el despido de funcionarios administrativos y su reemplazo por gente de la agrupación Kolina y de la fundación que orienta el sacerdote, sin experiencia en el tema adicciones.

En una entrevista que brindó a la agencia oficial Télam, Molina denunció que encontró “paralizado” el Registro Nacional de Precursores Químicos (Renpre), dijo que hubo directores de áreas “designados de forma anómala” con sueldos de hasta 27.000 pesos, contrataciones irregulares por 800.000 pesos, incluidas facturas por gastos de 90.000 pesos en almuerzos en la zona del microcentro, y adquisición de equipos que “nadie sabe dónde están”.

Si bien el sacerdote no aludió a ninguno de sus antecesores más inmediatos, pareció referirse a Rafael Bielsa, y a su sucesor por seis meses, Julio Postiglioni. Fuentes cercanas a Bielsa rechazaron las denuncias por esos gastos, dijeron que el ex secretario nunca pagó ese dinero en comida. “Ni siquiera 9000 pesos”, señalaron. Postiglioni, en tanto, no quiso responder.

El sacerdote se quejó de que encontró el Registro de Precursores Químicos “virtualmente paralizado” con más de 1500 expedientes “frenados”, para empresas del mercado interno y ligadas a operaciones de comercio exterior, y que a su vez “no se cumplió con ninguna meta” referida a fiscalizaciones y auditorías.

Sin nombramientos oficiales, por el momento sólo se sabe que los nuevos integrantes provienen del entorno kirchnerista.

Otro punto crítico es la falta de actualización de la lista de estupefacientes desde el año 2010, que, según Molina, dejó al país expuesto al tráfico de nuevas sustancias que no figuran en registros oficiales.

Colaboradores de Bielsa indicaron que el expediente para la actualización del listado de sustancias prohibidas estaba “extraviado e inactivo” y que lo recuperaron. Indicaron que estaba a la firma cuando Bielsa dejó el cargo.

Por otra parte, Molina definió la Sedronar como “una secretaría política, no técnica, porque crea derechos, y los derechos son políticos, no técnicos”. En este sentido afirmó que “la prevención no es de equipos técnicos, es de equipos humanos”.

 

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE PUEDE INTERESAR