Seguinos en nuestras redes

Salud

Diez mitos y verdades sobre la higiene: ¿qué tan efectivo es el jabón a la hora de matar gérmenes?

A la hora de limpiar y de higienizarnos, todos seguimos una serie de protocolos, pero muchos responden a los que se dice en las publicidades, y no a la realidad. Te contamos qué mitos es hora de derribar

1. “El inodoro público es el rey de los gérmenes”

La gente suele estar equivocada sobre los lugareos supuestamente más contaminados, señala Charles Gerba, experto en microbiología medioambiental, en un comunicado de la Universidad de Arizona. Algunas de las peores superficies, según el relevamiento conducido pr Gerba, son los botones de los ascensores, los cajeros automáticos, el escritorio y el teclado.

2. “El jabón mata los gérmenes”

Los limpia, sí, pero no los mata. Incluso la Administración de Drogas y Alimentos de EEUU está pidiéndoles a los fabricantes de jabones antibacteriales que prueben que sus productos son más efectivos que el jabón común, según el portal de salud WebMD. Para quitarnos los gérmenes de las manos, deberíamos lavarlas durante el tiempo que dura la canción del Feliz Cumpleaños, recomienda el sitio.

3. “Si se nos cae algo al suelo y no han pasado más de cinco segundos, está libre de gérmenes”

Un estudio de la Universidad de Clemson, citado por WebMD, descubrió que el 99% de las bacterias se trepaban a lo que fuese, al segundo de caer al suelo.

4. “Debemos bañarnos una vez al día y limpiar la casa seguido”

[pullquote position=”right”]Diez mitos y verdades sobre la higiene: ¿qué tan efectivo es el jabón a la hora de matar gérmenes?[/pullquote]

Desde el siglo XX, la comida es casi estéril, el agua inmaculada, vivimos en casas impecables… ¿pero es esto tan bueno como parece? El Dr. Joel Weinstock indica en WebMD que ser súper limpios podría no favorecer tanto nuestro sistema inmunológico, al menos en el caso de los niños. Nuestro cuerpo necesita práctica para luchar contra los gérmenes, así que un poco de exposición podría fortalecerte. Esto tampoco quiere decir que comas del suelo.

5. “El baño es el lugar más sucio del hogar”

Otro mito: según el artículo antes mencionado, el lugar con más gérmenes de la casa es la cocina, que incluso le gana al cesto de la basura. Suele ser por la humedad, por eso les siguen en la lista el trapo, el retrete, y el refrigerador.

6. “Todos se lavan las manos”

Según una encuesta realizada entre unos mil adultos estadounidenses, publicada en el artículo citado, tan solo el 17% admitió lavarse luego de estrechar las manos de otras personas, y el 51% luego de estornudar o toser. ¡Oops!

7. “Traemos los gérmenes de afuera”

No es cierto, cuenta Gerba en otro artículo de la Universidad de Arizona. Del 50 al 80% de las enfermedades transmitidas a través de los alimentos se originarían en casa. Y no sería solo por comida en mal estado, sino por una esponja de lavar los platos que queda sucia, o por el lavabo de la cocina, un trapo o una tabla de picar contaminados.

8. “Los hombres solteros son los más sucios”

Tienen mala fama, eso es todo. Según Gerba, los solteros tienden a vivir en un ambiente más libre de bacterias, justamente porque limpian poco, y no esparcen los gérmenes por todos los utensilios de cocina, por ejemplo, como sucede en casas de familia, donde la gran culpable es la esponja que lava todo (y esparce bacterias). Súper limpio no equivale a libre de gérmenes, resalta el experto.

9. “El baño de los hombres es más sucio que el de las mujeres”

Falso, asegura Gerba. Los inodoros femeninos suelen tener dos veces más bacterias de origen fecal que los masculinos, si bien esto se debería a que suelen ir acompañadas de niños pequeños y bebés que necesitan cambios de pañales.

10. “Los desinfectantes de manos generan resistencia en las bacterias”

Si se trata de desinfectantes a base de alcohol, con una concentración de entre 60-95%, no generarían resistencia y podrían ser la forma más efectiva de matar a los gérmenes, según el sitio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU. Los que sí podrían generar resistencia son aquellos que no utilizan alcohol o que tienen una menor concentración, y tampoco serían tan efectivos. ¿Te esperabas estos datos?

Salud

Coronavirus en Argentina | Confirman 3089 contagios, la cifra más alta en casi tres meses

Durante la jornada de este martes se registró el número más alto de contagios desde el 7 de septiembre.

El Ministerio de Salud de la Nación reportó un total de 23 muertes y 3089 nuevos contagios de coronavirus en la Argentina en las últimas 24 horas.

Con estos registros el número total de casos acumulados asciende a 5.346.242. Son 116.703 los fallecidos a causa de la enfermedad desde el brote de la pandemia en el país. A la fecha, se registran 24.005 casos activos en la Argentina.

Por su parte la ocupación de camas de Unidad de Terapia Intensiva (UTI) está en 35,5% a nivel nacional, mientras que en el AMBA el número es de 40%. En estos momentos hay 687 personas internadas en UTI. Según informó el Ministerio, se realizaron 49.100 testeos en las últimas 24 horas (6,2% de positividad).

Los distritos que más casos registraron fueron: Provincia de Buenos Aires (1219); Tucumán (551); Ciudad Autónoma de Buenos Aires (515); y Córdoba (148). En cuanto a las muertes, los distritos más afectados fueron: Provincia de Buenos Aires (8); Salta (5); y Entre Ríos (4).

Continuar leyendo

Salud

Cómo poner las luces del árbol de Navidad para que iluminen mejor y sean más seguras

Consejos para evitar accidentes eléctricos

Llegó el momento de armar el árbol de Navidad y uno de los accesorios que le dan ese toque mágico son las luces. Para evitar que te queden huecos oscuros y otros iluminados, además de accidentes eléctricos, tomá nota.

Paso 1: determiná el número de luces que necesitás y el tamaño de los focos. Una regla que te podría ser útil es: por cada 30 centímetros de altura del árbol, le corresponden 100 luces. Consejo: una combinación de forma o volumen de las bombillas, pueden dar más brillo y originalidad.

Paso 2: eliminá las etiquetas y tratá de ocultar el cable. Andá desplazando desde el tronco las luces, envolviendo las ramas, pasando de adentro hacia afuera. El cable debe quedar suelto y evitá unir más de tres cadenas.

Paso 3: a toda costa no hagas patrones, entre más desordenado pongas las luces podrás distribuir una mayor cantidad.

Paso 4: los contactos tienen que quedar en el suelo, al mismo tiempo que escondés el cable lo más cerca de las ramas y troncos.

¿Cómo hacer las luces más seguras?

1- Si vas a usar las del año pasado, desenredá y revisá enchufe, cables y portalámparas, ante cualquier daño o pelado desechá.

2- Si tenés un árbol natural, apaga las luces cuando riegues.

3-Empleá principalmente luces de energía solar, LED o de bajo voltaje (5V, 12V o 24V).

4- Evitá doblarlas mucho sobre el árbol de Navidad.

Lo más importante es que te asegures que las series cumplen con las normas de calidad, y que apagues las luces antes de irte a la cama o cuando no estés en tu casa.

Fuente: Salud 180

Continuar leyendo

Salud

Diferentes ideas para preparar un puré de papas

Opciones para darle un toque diferente a este plato

El puré de papas acompaña a una gran cantidad de platos, lleva pocos ingredientes pero pueden hacerse otras versiones para darle un toque único.

Hay muchos tipos de este tubérculo, para esta comida se puede usar la papa agria, kennebec o monalisa. Hay que buscar las más harinosas y más blandas, porque cuando pierden el agua tienen más untuosidad.

Hay que buscar una vieja, puede ser de la variedad agria, porque también absorbe más mantequilla. En cuanto a la cocción, depende de cómo quieras hacer el puré. Si querés hacerlo cremoso tendrás que escurrir más la papa después de cocer, si es solo para un puré, podés dejar algo de agua.

Lavala, pelala, y luego partila en cachelos y cocela desde frío en agua y sal. Si la cocemos desde caliente tomará parte de ese agua, y no nos interesa porque queremos que guarde cierta textura.

Otra opción es cocerla entera, lavada y pelada, con un buen puñado de sal, y retirarla cuando está a punto de deshacerse (clavando un palillo para ver el punto). Colá y en la misma olla secala a fuego bajo, para que pierda el agua que le pueda quedar, si no querés llevarla al puré.

Para el cremoso necesitamos untuosidad, pero para el tradicional basta con un tenedor y añadir la mantequilla, eso sí, en pomada, no caliente ni derretida. Cuando tenemos la papa seca, añadimos mantequilla fría y vamos machacando con la varilla. Tiene que ser en frío porque emulsiona más. Si la echamos derretida no se produce tanto esa emulsión, que es lo que busca para que tenga cremosidad y cuerpo.

No debe ser líquido y que tampoco se debe lavar la papa una vez cortada. Necesitamos esa fécula, ese almidón que tiene, que va a ser la que ayude a que el puré tenga textura. Usar caldos, distintos aceites infusionados, especias, algún hongo o añadir al puré otras verduras son algunas de las opciones.

Una idea para un puré que acompañe a una carne, por ejemplo, es un caldo de verduras o un caldo de pollo en la cocción. Basta con una carcasa de ave, una zanahoria y un puerro y tenerlos media hora cociendo. En cuanto a la manteca es mejor añadirla poco a poco, para ir viendo qué textura tenés, porque luego siempre podrás corregir.

Los purés para pescado necesitan menos aderezos porque pueden eclipsar al alimento, pero los que sean para carne aceptan más sazón. Podés añadir pizcas de tomillo, pimentón, orégano, comino o hacer un aceite de tomillo el día anterior.

El horno también puede ser una opción para hacer algo diferente. Asá unas papas partidas por la mitad, con hierbas aromáticas y un toque de aceite, y luego las machacamos con manteca.

Otra idea es fondear unas verduras con un poco de mantequilla y aceite, ya sean puerro o cebolla, como si fuéramos a levantar un guiso y triturarlo también con el puré, que le da mucho sabor

Fuente: Directo al paladar

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR