Seguinos en nuestras redes

Negocios

Szpolski y Gvirtz, los agentes del relato de Néstor y Cristina Kirchner

Alejandro Alfie presentó su libro basado en estas personalidades de los medios que lograron escalar posiciones gracias a los lazos íntimos generados con el gobierno kirchnerista

El libro Los agentes de Néstor y Cristina, del periodista Alejandro Alfie, revela la intensa relación que forjaron Sergio Szpolski y Diego Gvirtz, dos empresarios de medios argentinos, con el kirchnerismo.

Según relata Alfie, Szpolski acercó a Julio Bárbaro, por ese entonces interventor del COMFER, una de las ideas que cambiaría por completo su relación con el Gobierno: “Decile a Néstor que yo puedo ser su mejor testaferro en los medios”. A poco que Nestor asumiera como presidente, Szpolski conoció a Gabriel Mariotto, quien lo derivó con su jefe, Enrique “Pepe” Albistur, que comenzó a apoyarlo con fuertes sumas de dinero del presupuesto de publicidad oficial en los pocos medios que por entonces tenía.

Aunque suene raro hoy en día, el acercamiento de Gvirtz al kirchnerismo se dio a través de Sergio Massa, por entonces jefe de Gabinete de Cristina, quien hizo de nexo entre el productor y Néstor Kirchner.

Tal como relata el libro, “el kirchnerismo les dio a los medios de Szpolski al menos $ 607,4 millones en publicidad oficial, entre 2003 y mayo de 2014, en base a datos de Jefatura de Gabinete, que son $ 1.205 millones actualizando las cifras por inflación hasta fin de 2014. Esas cifras no incluyen los avisos de organismos ni empresas estatales. Tampoco los canjes de deudas impositivas por publicidad oficial, que son cifras millonarias, ya que no le hacen los aportes de la seguridad social a gran parte de sus empleados”.

La evasión de aportes fue ratificada -en el libro- por el ex gerente de Recursos Humanos del grupo de Szpolski, Pedro Barragán, quien además lo acusó de tener testaferros y emitir cientos de cheques sin fondos. Esos datos los chequeó Alfie en la Central de Deudores del Banco Central, donde comprobó que “esa política financiera del Grupo Veintitrés se profundizó en noviembre de 2014, cuando tenía 564 cheques impagos, por 15.720.000 pesos”.

“A principios de 2015 logré hablar con una fuente de Banco Macro -agrega Alfie-, a quien le pregunté por qué permitían tal nivel de impunidad. Su respuesta fue: ‘Szpolski paga todos los cheques al día siguiente de su vencimiento. Puede ocurrir que se atrase algunas veces en cubrir, pero siempre paga. Fijate que no tiene juicios por esos cheques'”.

En el caso de Diego Gvirtz, el libro informa que en 2014 cobró 29,63 millones de pesos por hacer 6-7-8, un programa ultrakirchnerista de baja producción que se emite desde los estudios de la TV Pública, con técnicos y equipamiento de esa emisora. “Pero durante enero de 2014 Gvirtz puso un video en el inicio de cada programa donde se veían varios artículos periodísticos que intentaban engañar a la audiencia, ya que eran de 2010 y hacían referencia a un costo de $ 11 millones por año”.

Negocios

AFIP: cuáles son las maniobras que favorecieron a empresarios y funcionarios kirchneristas

Según Mercedes Marcó del Pont y sus máximos colaboradores, hicieron lo correcto. Todas sus decisiones en el organismo apuntaron a corregir arbitrariedades de las gestiones de Alberto Abad y Leandro Cuccioli

Durante las últimas semanas, la directora de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, le comunicó a la Justicia que el organismo ha desistido de seguir acusando a los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa y a su antecesor al frente del puesto durante el gobierno de Cristina Kirchner, Ricardo Echegaray.

Un informe del diario La Nación detalla diferentes maniobras que hicieron ruido: la gestión de Marcó del Pont dispuso el reintegro o el ascenso de determinados funcionarios y técnicos del organismo, y el apartamiento o castigo de otros, de acuerdo a su afiliación partidaria o su actuación funcional y sus declaraciones en tribunales durante los últimos años.

Desde la AFIP sostienen, sin embargo, que las decisiones adoptadas durante los últimos años no apuntan a beneficiar a la actual vicepresidenta, Lázaro Báez, Cristóbal López o Ricardo Echegaray, entre otros, sino a “ordenar” y “corregir” decisiones adoptadas durante el gobierno de Mauricio Macri, al que le endilgan “hostigamiento” y “lawfare administrativo”.

Se nombró al frente de la Dirección General Impositiva (DGI) a la ex cuñada de Máximo Kirchner, Virginia García. También se desarticuló del grupo de trabajo que respondió los oficios con pedidos de información que la Justicia envió en la “causa Cuadernos”.

Se convalidó (y, por tanto, no se apeló), el fallo de la Cámara Federal de Bahía Blanca que benefició a Lázaro Báez, al excluirlo como presunto jefe de la asociación ilícita destinada a la evasión y el lavado que se investiga en esa jurisdicción

Continuar leyendo

Negocios

Deuda de Oil: la AFIP defendió la moratoria excepcional para Cristóbal López

Desde el espacio que lidera Mercedes Marcó del Pont recuerdan que esa medida se aprobó en el Congreso bajó la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva

Novedades en materia financiera. La AFIP salió de defender la moratoria y planes de pago con beneficios excepcionales que le entregó a Cristóbal López y Fabián De Sousa para regularizar la deuda de Oil Combustibles.

Sostuvieron que el plan que se le entregó a los empresarios K fue en el marco de la Moratoria 2020, “uno de los instrumentos diseñados por el Gobierno para ofrecer alivio a las familias, comercios, profesionales, pymes, grandes empresas, monotributistas y entidades sin fines de lucro” en el medio de la pandemia de coronavirus.

Desde el espacio que lidera Mercedes Marcó del Pont recuerdan que esa moratoria se aprobó en el Congreso bajó la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva.

“La firma (por Oil Combustibles) regularizó sus obligaciones tributarias en el marco de la moratoria prevista por ley en las mismas condiciones que fueron utilizadas para generar los 1,2 millones de planes de pago que permitieron regularizar $533 mil millones en deuda impositiva, previsional y aduanera vencida”, sostuvieron en el organismo y agregaron: “Todos los contribuyentes adhirieron en idénticos términos, no existen planes especiales ni beneficios extraordinarios”.

Los planes para López, De Sousa y Oil Combustibles son dos. Uno de 40 cuotas y otro de 96. López pagó la primera cuota justo el mismo día que la AFIP se retiraba de la querella en el juicio contra él. Además, los planes ajustan 20 puntos por debajo de la inflación anual que hoy es del 51% según datos oficiales.

Desde la AFIP, además, apuntaron contra la oposición. “Son falsas las declaraciones realizadas por distintos legisladores opositores sobre la excepcionalidad de esta moratoria con relación a la posibilidad de regularizar deudas por el impuesto a los combustibles líquidos”.

Continuar leyendo

Negocios

Deuda con la AFIP: cómo es el plan de pagos de Cristóbal López y Fabián de Souza

Los empresarios patagónicos dieron otro paso en los tribunales comerciales luego de conocerse que el organismo desista de la denuncia contra ellos

Nueva decisión polémica de la AFIP: el organismo que dirige Mercedes Marco Del Pont le otorgó a Cristóbal López y Fabián de Sousa dos planes de pago extraordinarios para pagar la deuda de $8.000 millones que acumularon por no abonar el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) correspondiente a la empresa Oil Cumbustibles.

Según consigna La Nación, el informe lo presentó el abogado de la petrolera Oil Combustibles, Eduardo Dubois, quien basó el plan de pagos en el “régimen de facilidades dispuesto a través de la ley N° 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública”.

Dubois detalló que el primer plan de pagos es por la “deuda de impuestos, contribuciones de Seguridad Social, Autónomos y Monotributo” por un total de $12.055.278.292,52 a pagar en 97 cuotas a partir del mes próximo, tras abonar $ 482,2 millones como “anticipo”.

Esas cuotas quedarán sujetas a una tasa de interés del 2,84% mensual, en momentos en que la inflación interanual oscila entre el 45 y 50%.

Desde el Gobierno señalaron que el objetivo del organismo “es recaudar y con estos planes se va a recuperar casi 13.000 millones de pesos”. Por su parte, el empresario siempre sostuvo que la deuda con el fisco no superaba los 650 millones de pesos.

El organismo que condujo Leandro Cuccioli y anteriormente Alberto Abad, le reclamaba a los dueños de Oil 10.000 millones de pesos en concepto de daños y perjuicios, pero además sostenían que la defraudación era superior a los 5.000 millones sin contabilizar intereses y punitorios.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR