Seguinos en nuestras redes

Salud

Cómo evitar que tus dientes se vuelvan amarillos

Si querés ahorrarte un buen dinero en blanqueamientos dentales, limpiezas y otros tratamientos, te recomendamos que sigas estos tips que te ayudarán a tener una sonrisa radiante

Los dientes amarillos son muy comunes en la mayoría de las personas, sin embargo esta tonalidad amarillenta se puede evitar con buena alimentación y una correcta higiene bucal.

1. El color blanco de tus dientes se pierde con el paso de los años: igual que al envejecer el cabello se torna gris la dentadura puede sufrir variaciones en su color y volverse amarillenta. Sin embargo cuidándola y adquiriendo ciertos hábitos evitarás que ésta envejezca de forma prematura.

2. Cepilla tus dientes después de cada comida: la higiene es fundamental para evitar que tus dientes se pongan amarillos y tengan manchas. Es importante cepillarse los dientes después de cada comida o de beber algo que contenga azúcar. De esta manera no sólo ayudas al blanqueamiento de los dientes, sino que también se evitan caries.

3. Reduce los alimentos con azúcar: consumir alimentos con azúcar en exceso no solo le da una tonalidad amarilla a tus dientes, sino que también puede causar caries y problemas en las encías.   [pullquote]Cómo evitar que tus dientes se vuelvan amarillos[/pullquote]

Las bebidas azucaradas o refrescos son perjudiciales si tomas demasiados. También el ácido que tienen los cítricos como la naranja, el pomelo, el limón y las mandarinas puede estropear tu esmalte.

4. No consumir tabaco: la nicotina es el principal enemigo de la salud dental. Esta sustancia que se encuentra en los cigarrillos provoca la decoloración progresiva de tus dientes Además una dentadura amarilla por tabaquismo pueden derivar con el tiempo en una de color negro.

Es fundamental llevar a cabo una buen higiene bucal y asistir al odontológo una vez por mes para que éste nos realice un chequeo general de nuestra boca.

Salud

Para el CEO de Pfizer, deberíamos vacunarnos contra el Covid todos los años

Albert Bourla aseguró que no se deben aplicar dosis de refuerzo cada 4 meses sino anualmente

La irrupción de la variante Ómicron ha vuelto a plantear cuánto dura la protección de las vacunas y, por ende, con qué frecuencia una persona debería inocularse para estar protegido contra el covid.

Hasta el momento los países van hacía un calendario de vacunación que cuente con una tercera dosis de refuerzo, e incluso, otros como Israel, ya comienzan a aplicar una cuarta vacuna en las poblaciones vulnerables. Todo ello en tan solo el plazo de un año.

Para el CEO de Pfizer, Albert Bourla, la forma en que están actuando los países no es la correcta ya que una vacuna anual contra el Covid-19 sería preferible a inyecciones de refuerzo más frecuentes. Al ser consultado por el medio israelí N12 News sobre la decisión de los Gobierno de aplicar dosis de refuerzo cada 4 o 5 meses, Bourla planteó otra estrategia.

“Este no será un buen escenario. Lo que espero (es) que tengamos una vacuna que tendrá que darse una vez al año”, señaló. “Una vez al año es más fácil convencer a la gente para que lo haga. Es más fácil que la gente lo recuerde”.

“Entonces, desde una perspectiva de salud pública, es una situación ideal. Estamos buscando para ver si podemos crear una vacuna que cubra ómicron y no descuide las otras variantes y eso podría ser una solución”, agregó.

Bourla reconoció que la vacuna de Pfizer es menos efectiva contra la variante Ómicron pero aseguró que el laboratorio está trabajando en un rediseño del componente que garantice mayor protección contra esta mutación y producirla en masa en marzo.

Continuar leyendo

Salud

Consejos para entrenar en la arena

Cómo sacarle provecho a correr en esta superficie

Uno de los grandes beneficios de entrenar en la playa es la desconexión y su motivador entorno. Algunas de las cosas que permite la arena es:
Además permite:

• Realizar un trabajo más intenso, mejorando el rendimiento.

• Fortalecer tobillos gracias a la mayor estimulación.

• Aumentar la capacidad aeróbica debido a la mayor intensidad del ejercicio y a las condiciones en que se desarrolla.

• Quemar mayor cantidad de grasas por el aumento de la frecuencia cardiaca gatillada por la alta intensidad del ejercicio.

Pero el saldo no es tan positivo para quienes, antes de probar la arena, no efectúan un trabajo integral de preparación y solo se dedican a correr, sobre todo por superficies regulares como pavimento y pista. Aunque tengan un buen nivel, pueden padecer lesiones al ejercitarse en esta nueva superficie al no tener fortalecidos sus tobillos como se requiere.

En concreto, el entrenamiento en arena no es recomendado para quienes poseen lesiones articulares o tendinosas ya que el nivel de exigencia es mayor por la irregularidad e inestabilidad del terreno.

También hay que tener cuidado si se corre descalzo en esta superficie ya que pueden haber objetos que nos generen alguna lesión o corte. Por eso se deben escoger bien los sectores donde se realizarán los entrenamientos, sobre todo cuando se ejecutan las sesiones de potencia, puesto que el daño puede ser mayor.

No es lo mismo correr por arena blanda que por arena compacta. De ahí que según el grado de compactación, pendiente y humedad, cambiará la metodología y los objetivos. Este tipo de terreno nos puede servir para mejorar la técnica de carrera y para fortalecernos muscularmente, trabajando la potencia y reclutando más fibras musculares.

Por ejemplo, la arena dura nos sirve para entrenar:

• Ejercicios de técnica de carrera

• Ejercicios de velocidad

• Series de multisaltos

• Ejercicios excéntricos

Y en la arena blanda se pueden realizar:

• Ejercicios propioceptivos (fortalecimiento de pies y tobillos)

• Ejercicios de potencia

• Ejercicios anaeróbicos

• Entrenamiento en zig-zag para potenciar musculatura lateral

Ejercicios en agua

Se recomienda agregar a la rutina de ejercicios sesiones de trote con el agua hasta los tobillos. Este es un entrenamiento que ayudará, al obligarnos a levantar las rodillas, a mejorar la técnica de carrera y postura. En este proceso se fortalece la musculatura encargada de flexionar la cadera (psoas iliaco) y de generar la zancada, siendo fundamental su repetición constante para mejorar el rendimiento.

Los ejercicios propioceptivos deben estar siempre incluidos en la rutina y, si la idea es correr en arena, con mayor razón, ya que se trata de una superficie inestable donde requerimos de una mejor respuesta motora y flexibilidad. Y no solo a nivel muscular sino también tendinoso, a causa de la estimulación del sistema nervioso, que se vincula con el control del equilibrio y la relación del espacio con el entorno.

Por último, los siguientes tips te permitirán aprovechar al máximo el entrenamiento en arena:

• Hidratate bien antes durante y después del ejercicio.

• Realizá un buen trabajo previo de movilidad articular.

• Comienza de menos a más en la dificultad de los ejercicios.

• Partí la sesión con ejercicios propioceptivos para adaptarse al medio inestable.

• Regulá bien la velocidad de carrera para que no te agotes antes de tiempo.

• En caso de entrenamiento de potencia o anaeróbicos, respetá bien los tiempos de descanso entre series.

• Entrená en los horarios de menor radiación solar.

• Aplicá siempre protección solar.

• Efectuá un máximo de tres sesiones semanales.

• Intercalá el trabajo en arena con sesiones en superficies distintas y con otros deportes.

Fuente: Run for life

Continuar leyendo

Salud

A qué se deben y cómo evitar los picores en el cuero cabelludo

Qué productos debemos evitar

El cuero cabelludo sufre un maltrato constante debido a tratamientos poco adecuados, shampoos agresivos, la escasa protección solar o los distintos agentes contaminantes que están en el ambiente. Todos estos factores causan sequedad, irritación y afecciones varias.

Los problemas en el cuero cabelludo suelen provocar dermatitis seborreica, caspa o sequedad. En el primer caso, pica la cabeza, y si además se tiene caspa (manchas escamosas) es posible que al mirarte al espejo veas la piel de esa zona enrojecida. Esto se debe a la acumulación de aceites que produce la cabeza y también de piel muerta.

Para remediarlo, usar un shampoo suave que no irrite para que no active la producción de más sebo, y evitar aquellos que lleven sulfatos en su composición, unos compuestos tensoactivos que algunas firmas cosméticas usan pensando en una mayor efectividad, cuando su acción limpiadora lo que hace es arrastrar también los aceites naturales y propios del pelo, que son los que necesita para estar nutrido y protegido.

La caspa también pica, el cabello se ve más graso y apelmazado, lo que podés remediar con un buen shampoo de cebolla, ya que esta es astringente, lo cuál eliminará ese exceso de grasa, es revitalizante y antiséptico, de modo que irá permitiendo que tu cuero cabelludo sane, mejores el problema de caspa y los picores, tu pelo se caerá menos y crecerá más fuerte y bonito.

Solucionada la caspa y la dermatitis, ¿qué hacemos con la sequedad? El problema muchas veces está en el uso de shampoos inadecuados y cosméticos que tampoco están libres de agentes que lo resecan, a lo que sumar secadores, planchas o la acción del aire y el sol. Es importante vigilar los productos de higiene que usamos. Por ejemplo, un shampoo nutritivo de confianza elaborado con ingredientes naturales y libre de sulfatos, siliconas y parabenos.

El pelo necesita una hidratación extra que puede obtener de las mascarillas, sprays, shampoos y acondicionadores con presencia de keratina y pantenol, así como algún tratamiento específico para el cuero cabelludo. En casa, y para regular los niveles de grasa, podemos usar gel de aloe vera puro, que además humedece las fibras y evita la caída capilar. Como fungicida y antibacteriano es estupendo, rico en antioxidantes y mucílagos.

Si el problema persiste, es recomendable acudir al dermatológo para que evalúe tu caso puntual.

Fuente: Looc

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR