Negocios

Piden que un empresario cercano a Moreno entregue el “pongui pongui” a Caritas

Reclamaron que el famoso “pongui pongui”, la colecta solidaria que reunió 35 millones de pesos por la inundaciones en La Plata, se transfiera a la Cruz Roja Argentina y Cáritas Argentina de La Plata

lunes 6 de enero de 2014 - 6:56 am

La Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (CEPBA) exigió hoy la renuncia de Ider Peretti, empresario cercano al ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, como presidente de la Confederación General Económica (CGE), y le pidió que, antes de irse, entregue los fondos recaudados para las víctimas de las inundaciones de La Plata, a nueve meses de esa tragedia.

A través de un comunicado, reclamaron que el famoso “pongui pongui”, como Moreno definió a la colecta solidaria que reunió 35 millones de pesos, vaya a las delegaciones de la Cruz Roja Argentina y Cáritas Argentina de La Plata.

“Aparte de haber asumido la presidencia de manera irregular, sin el previo acuerdo reflejado en resolución del consejo superior, Peretti tuvo la irresponsabilidad política de haber privilegiado su relación con el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y sus intereses, por sobre las prioridades del sector que la CGE representa”, sostuvo la CEPBA. [pullquote position=”right”]Piden que un empresario cercano a Moreno entregue el “pongui pongui” a Caritas[/pullquote]

La Confederacion bonaerense acusa a Peretti  de tener una “repudiable carencia de solidaridad con los damnificados de la catástrofe que la ciudad de La Plata sufriera entre el 2 y el 3 de abril de 2012, reteniendo indebidamente en una cuenta del Banco Nación los 35 millones de pesos ‘recaudados’ por el entonces secretario de Comercio, en el llamado ‘Pongui Pongui’”.

“En resumen, Peretti ha hecho trizas la honorabilidad, la credibilidad, trayectoria y sentido confederal de la CGE, al transformarla en una entidad cuasi militante al estilo de una agrupación política alineada con las medidas que fomentan la concentración del poder económico en las grandes industrias, en las grandes cadenas minoristas y en los shoppings”, señalaron.

“Tras cumplirse nueve meses de la inundación, el dinero que tanto necesitan los damnificados sigue inmovilizado y perdiendo poder adquisitivo ante una inflación creciente”, sostuvieron.

COMENTARIOS