Negocios

Venezuela detectó un sobreprecio millonario en una obra con Argentina

Es de 17 millones de dólares. El proyecto lo realiza una firma integrada por santacruceños conocidos de Julio De Vido

domingo 5 de enero de 2014 - 8:37 am

El Gobierno de Venezuela detectó un sobreprecio de 17 millones de dólares en el proyecto para construir centros de producción de papas y ganadería asignado a la empresa argentina Consular Latinoconsult SA, una compañía que dirigen tres conocidos del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

La información proviene de un informe “confidencial y urgente” de la petrolera venezolana PDVSA, que integra el fideicomiso argentino-venezolano, preparado para la visita de mayo pasado a la Argentina del presidente Nicolás Maduro. Durante la visita, Maduro firmó 12 nuevos acuerdos de cooperación con la Argentina.

El proyecto consiste en la construcción y equipamiento de los centros de producción e investigación de papa y de los laboratorios de biotecnología reproductiva para la mejora de la ganadería.

El juez federal Julián Ercolini, avanza en una causa judicial desde el año pasado por los sospechosos pagos hechos a intermediarios, como Madero Trading, para la exportación de maquinaria agrícola argentina a Venezuela a partir de una denuncia del ex embajador argentino en Caracas, Eduardo Sadous. [pullquote position=”right”]Negocios turbios: Venezuela detectó un sobreprecio millonario en una obra con Argentina[/pullquote]

El informe señala que la ejecución física del proyecto sobrevalorado “ya alcanzó el 80 por ciento” de las plantas que se están construyendo en las ciudades de Mérida, Trujillo, Táchira y Lara.

“La empresa argentina encargada entregó hace 4 meses el proyecto por el monto de US$ 42.685.008. Sin embargo, el SASA – un organismo del gobierno venezuelano – realizó una revisión concluyendo la existencia de un sobreprecio en los rubros de obras inferiores y obras exteriores, determinando como nuevo monto del proyecto la cantidad de US$ 25.923.802”, denuncia el informe.

“Asimismo se determinó que algunas partidas correspondientes al proyecto no son las estandarizadas por el colegio de ingenieros de Venezuela”, agrega.

Una vez corregido el problema del “sobreprecio”,  se giraron u$s 8 millones para la terminación de los laboratorios en su segunda fase.

 

COMENTARIOS