Impuestazo

Efecto rebote: El impuestazo alcanzó a los autos más económicos

Los empresarios del sector habían advertido que la medida encarecería los modelos que no eran alcanzados directamente por las alícuotas del 30 y del 50%

sábado 4 de enero de 2014 - 8:17 am

El Gobierno decidió subir exponencialmente la carga impositiva entre los modelos más requeridos que se fabrican en el exterior, hasta encarecer el costo de transferencia de los usados.

Hasta el último día de 2013 las unidades nacionales y las producidas en el resto del Mercosur tributaban el 1,20% del valor al inscribirlas por primera vez en el Registro Nacional. Pero la resolución 2677/23013 del Ministerio de Justicia cambió dramáticamente el panorama.

Los automotores de fabricación nacional y los fabricados en el Mercosur, principalmente en Brasil, pagan ahora el 1,5%. Antes, los vehículos importados de origen externo al Mercosur, pagaban el 1,5% del valor de mercado. Ahora, todos los importados, sin distinción pasan a pagar el 2%,

El VW Gol, sumado a su versión Trend, fue el modelo más patentado y representó más del 8% del mercado total de automóviles cero kilómetro en 2013.

Entre la lista de los doce automóviles más vendidos, son importados el Gol, la Ford EcoSport, el Renault Duster, el Renault Sandero, el Ford Ka y el Ford Fiesta Kinetic, es decir, el 50% de la lista.  [pullquote position="right"]Efecto rebote: El impuestazo alcanzó a los autos más económicos[/pullquote]

Sólo esos modelos representaron el 24,43% de los patentamientos totales de automóviles. Resta considerar entre los más populares el Peugeot 208, fabricado en Brasil, que fue lanzado a mediados de 2013 y por eso tiene una participación menor en el año. Algo similar ocurre con el Toyota Etios, que salió después del 208.

El mercado automotor sufrió un fuerte golpe con la aplicación de la alícuota de impuestos internos, que se anunció como tributo a los vehículos de alta gama, por "rebote" alcanzó a varios autos de rango medio.

Los empresarios del sector habían advertido que la medida encarecería los modelos que no eran alcanzados directamente por las alícuotas del 30 y del 50% del valor sin considerar los impuestos.

Los automóviles de entre 170.000 y 210.000 pesos de precio sin considerar los impuestos pagan ahora un impuesto al lujo del 30%; mientras los que superan los 210.000 pagan el 50 por ciento.

También se encarecen las transferencias de usados, que pagarán el 1,5% si son nacionales y el 2% si son importados.

COMENTARIOS