Seguinos en nuestras redes

Sociedad General

Cuba y la nueva moda de la isla: lucir la bandera norteamericana

Junto con el deshielo, los cubanos se animan a vestir ropa y artículos con la insignia de EE.UU.

Aquí en La Habana, el descongelamiento diplomático entre Estados Unidos y Cuba vino acompañado de un inesperado despliegue de banderas… de la bandera de Estados Unidos.

Las barras y estrellas aparecieron en edificios y bicitaxis. Se lucen en remeras y pañuelos. Sobre los pantalones elastizados, el motivo de barras se enrosca en más de una pierna. Y hasta hay desodorizantes de autos, aroma vainilla, que llevan su imagen.

“Estoy viendo cosas que nunca creí ver en Cuba”, dijo un hombre de mediana edad, mientras pispeaba los pantalones-bandera casi pintados de una joven.

La mujer, que se negó a dar su nombre y no quiso hablar del símbolo de una nación que sigue enemistada con Cuba en muchos temas, dijo que los pantalones eran regalo de una amiga que sabía de su afición por la cultura pop norteamericana.

“Es moda y nada más. No es una declaración de principios”, se apresuró a dejar en claro la joven, en un país donde cualquier oposición abierta al gobierno levanta sospechas o algo peor.

Por supuesto que hay un lugar donde la bandera todavía no aparece: el asta de la delegación diplomática norteamericana, conocida como “sección de intereses”, que supo ser la embajada hasta que ambos países rompieron relaciones, en 1961.

En diciembre, luego de anunciar su intención de avanzar en el restablecimiento de relaciones diplomáticas, Washington y La Habana siguen debatiendo cuándo y cómo reabrir las embajadas.

El último fin de semana, durante la Cumbre de las Américas en Panamá, Barack Obama y Raúl Castro mantuvieron la primera reunión formal entre líderes de ambos países desde la revolución cubana. El encuentro se llevó a cabo sin la colocación de banderas.

Diplomáticos de ambos lados dijeron que esperan que, llegado el momento, las banderas puedan flamear en sus misiones diplomáticas. En las últimas semanas se hicieron trabajos de mantenimiento del asta ubicada en el exterior de la “sección de intereses” de Estados Unidos, frente al bulevar marítimo, como anticipo de la reaparición oficial del pabellón norteamericano en más de medio siglo.

Pero más allá del devenir diplomático, el hecho de que tanta gente exhiba tan literalmente su fervor demuestra que los cubanos nunca perdieron su amor por Estados Unidos, a pesar del controvertido embargo comercial y las décadas de hostilidad política.

Manías

En los últimos años, Cuba ya pasó por otras oleadas de manía por banderas extranjeras. La bandera británica fue furor durante los Juegos Olímpicos de Londres de 2012, y cada tanto, a lo largo de los años, se aparecieron diversos objetos decorados con barras y estrellas.

Pero los analistas de tendencias aseguran que ahora proliferan las prendas de ropa con la bandera de Estados Unidos, para consternación de más de uno en el gobierno.

Un artículo del año pasado en Cubadebate.com, un sitio web del gobierno, criticaba esa moda como una forma de imperialismo cultural. “Me duele ver cubanos arropados en la bandera norteamericana”, comentaba alguien citado en el artículo. “Mi mente no lo acepta.”

Aunque considerada por muchos un símbolo de libertad, una prenda con temática de bandera también puede venir con un tufillo a contrabando. Los consumidores dicen que muchas prendas son introducidas de contrabando desde Florida o Panamá, y que su venta está prohibida, a pesar del acelerado impulso que dio últimamente Cuba a los emprendedores.

Así que parece que son muchas las personas que tienen amigos y parientes amantes de las banderas que viven en el exterior: un mecánico de autos con una remera con la inscripción “I Love USA”; un auto de los años 50 con una calcomanía de la bandera norteamericana en una ruta solitaria en las afueras de la ciudad; un chico con shorts-bandera caminando tranquilamente por una calle del interior de la isla; una adolescente en un mercado, engalanada de pies a cabeza con las barras y estrellas.

Algunos disidentes creen que la ropa con la bandera norteamericana es un grito que pide cambios, pero los cubanos en general nunca dejaron de ser amigables con los visitantes estadounidenses y siguen muy de cerca la cultura pop y el deporte de Estados Unidos. Muchos están siempre dispuestos a hablar de su amor compartido por el béisbol y a pasarse pen drives con las últimas series y películas norteamericanas.

Sea o no una fugaz declaración en forma de moda, este estallido de banderas probablemente se habría extendido menos cuando Fidel, que hoy tiene 88 años, estaba al mando del gobierno.

Desde la revolución cubana de la década del 50 hasta una reciente carta en la que deploraba las sanciones norteamericanas contra varios funcionarios venezolanos, Fidel ha tenido, por lejos, una relación de enfrentamiento mucho más frontal con Estados Unidos, y el único flamear de banderas que inspiraba entonces Estados Unidos eran las masas de cubanos que agitaban banderas de Cuba en las marchas contra “el imperio”.

Pero esas manifestaciones perdieron fuerza desde que Raúl Castro reemplazó a su hermano cuando cayó enfermo, en 2006, y las astas que Cuba erigió hace años junto a la “sección de intereses” para bloquear la visual de la propaganda del gobierno norteamericano sobre el edificio, actualmente, suelen estar despojadas de las banderas cubanas.

 

Por Randal C. Archilbold  | The New York Times

Traducción de Jaime Arrambide

Sociedad General

Cómo implementar la sustentabilidad dentro del hogar

El tema de la sustentabilidad es uno de los más relevantes en la actualidad, especialmente porque nos encontramos atravesando una época en la que los efectos negativos como derivado de la actividad humana están haciéndose cada vez más presentes dentro del planeta. Aunque por lo regular se escucha hablar de este tema en algunos ámbitos que se consideran ajenos a nuestro actuar cotidiano como el gobierno y las empresas a través de inversiones verdes como energías renovables, la verdad es que todos los miembros de la sociedad podemos hacernos partícipes de estos cambios.

Llevar una vida más sustentable pudiera parecer a primera vista algo difícil de conseguir y es común pensar que para los hábitos de consumo que hoy en día llevamos es prácticamente imposible de lograr. Sin embargo, como todo nuevo hábito, solo hace falta un poco de conocimiento y práctica, por lo que seguir alguno de estos consejos para un estilo de vida más verde será sin duda un excelente punto de partida para empezar a reducir nuestra huella en el planeta.

Como primer punto se puede mencionar algo que tal vez se encuentra en tendencia dentro de redes sociales y por el trabajo de concientización de asociaciones enfocadas en la economía circular: los famosos DIY, que por sus siglas en inglés Do It Yourself (hazlo tú mismo), nos invitan a hacer creaciones y reparaciones en el hogar por nuestra cuenta, que utilizando los adhesivos o elementos necesarios es posible reducir el consumo de productos nuevos tratando de otorgarle una segunda vida a aquellos muebles o accesorios que tal vez ya no pueden servir para lo que originalmente fueron creados.

Otra buena idea que podés implementar es la de almacenar algunos alimentos dentro de tu refrigerador por un periodo prolongado de tiempo, asegurándote de que estos puedan ser guardados de forma segura ahí y evitando las constantes salidas al supermercado para comprar lo que tal vez podría durar un poco más y con un solo viaje. Solo observá algunos consejos de cómo almacenarlos y de cómo poder descongelarlos de la mejor manera para mantener su misma calidad.

De la misma manera, podés llevar a cabo algunas técnicas de organización y planeación de los alimentos que consumirás durante la semana o el mes, algo que te facilitará en gran medida el proceso de compra de tus productos alimenticios y que en caso de que no contés con suficiente tiempo en tu día a día te servirá para pasar el menor tiempo cocinando. También podés implementar algunos de los consejos de comida saludable cuando definitivamente no tenés nada de tiempo para cocinar de forma regular.

En general podría decirse que un estilo de vida saludable y sustentable es algo relativamente fácil de lograr, tan solo se necesita abandonar la idea de que es prácticamente imposible y buscar las alternativas en nuestro diario vivir que nos permitan ser mejores ciudadanos de este planeta, pues generalmente las soluciones se encuentran delante de nosotros y lo único que hace falta es estar atentos y comenzar a observar de manera distinta lo que por años hemos dado por sentado.

Continuar leyendo

Sociedad

Bariloche | Una ambulancia “perdió” a un paciente mientras lo trasladaba al hospital

El hecho fue registrado por cámaras de seguridad y por videos caseros de personas que circulaban por la calle. Afortunadamente, no hubo heridos. El video

Un suceso de película quedó grabado en la retina de varios vecinos que circulaban por las calles Sobral y Onelli en la localidad de Bariloche. En las inmediaciones de aquel lugar, una ambulancia que se dirigía camino al Hospital Privado Regional sufrió la apertura de la puerta trasera y “perdió” al paciente que estaba trasladando.

Los testigos relataron al medio local Rionegro.com.ar que la persona sobre la camilla estaba atada por lo que no podía hacer nada mientras esta descendía por la calle que tiene una pendiente leve.

“Cuando cayó, no se dieron cuenta de lo ocurrido. Hicieron más de media cuadra y ahí se dieron cuenta debido a la gran cantidad de gente que se reunió”, afirmó un vecino. “La camilla literalmente se iba a estampar contra otro auto”.

No fue hasta que un grupo de personas comenzó a alertar a los gritos a la ambulancia, que el personal de salud notó lo sucedido. Además de la asistencia de los teanseúntes, un conductor que por allí pasaba detuvo su auto y descendió del vehículo para frenar el avance de la camilla, que continuaba rodando por la pendiente moderada de la calle.

“Actuaron rápido. Los enfermeros lo cargaron enseguida y se fueron”, agregó otro testigo en una radio local. “Había mucha gente alrededor. Además un hombre frenó en la mitad de la calle. Frenó el auto y salió corriendo”.

 

Continuar leyendo

Economía General

Ante inminente conflicto policial, Kicillof anunció un aumento del 11% para la Bonaerense

El gobernador de la Provincia de Buenos Aires anunció este jueves un aumento del 11%, luego de que se leyeran advertencias en redes sociales sobre una retención de servicio por parte de un sector de la Policía Bonaerense

“Si hay millones para viajes de egresados, hay plata para mejores sueldos”, se leyó en uno de los principales grupos de Facebook que nuclea a efectivos policiales de la Bonaerense, donde también se advertía sobre una retención de tareas para el próximo 15 de octubre.

Ante el aviso anónimo, desde la gobernación bonaerense decidieron anunciar un aumento salarial del 11%, para evitar escenas como las registradas en septiembre del año pasado.

De esta manera, desde La Plata anunciaron que se otorgará un aumento salarial al personal policial y del Servicio Penitenciario en los meses de octubre y noviembre, que se suma a los percibidos en marzo, julio y septiembre.

Video | Axel Kicillof fue abucheado durante un recital en Villa Gesell

El aumento en el salario de bolsillo, anunciado durante una entrega de patrulleros que Kicillof realizó en Olavarría junto al ministro de Seguridad, Sergio Berni, será del 11% en este tramo, que con las subas ya otorgados en el año, implicará un incremento promedio de 46,5% en relación a diciembre de 2020.

Asimismo, el mandatario bonaerense adelantó que el valor de la compensación por recargo de servicio, tanto para Policía (denominadas Cores) como para el personal del Servicio Penitenciario, se incrementará en noviembre hasta $180, lo que implica una suba de cuatro veces y media desde septiembre del año pasado.

“Cuando asumimos, teníamos tierra arrasada. Hubo una caída en los salarios de todos los trabajadores del Estado en los 4 años anteriores. Fue del 20% para trabajadores administrativos, de salud y educación. Esa caída que en promedio fue del 20% tuvo su extremo en la policía: 25,7% cayó el salario real de los y las agentes”, describió el gobernador.

En ese marco, analizó que “era una Policía sin equipamiento, sin inversión y con deterioro salarial” y rememoró que su administración, además de invertir $ 37 mil millones, invirtió en salarios.

“Primero, equiparamos el salario de la policía de la provincia al de las fuerzas federales porque nuestros agentes no tienen por qué ganar menos. Ya este año llevamos dado incrementos salariales y ahora decidimos una nueva suba, cuyo alcance será de un 46,5″ anual”, dijo Kicillof y explicó que el objetivo es “recuperar lo perdido”.

A la vez, planteó que, al asumir, “las horas Cores estaban $40”, y recordó que su gestión las llevó a $123 y dijo: “Hoy vengo a anunciar que las vamos a llevar a $180, se van a ver multiplicadas por 4,5 respecto a cuando asumimos”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR