Consumo

Alertan que desde hace un año cae la venta de alimentos

Según las mediciones de las consultoras privadas del rubro y estimaciones de las propias compañías del sector, las bajas oscilan entre tres y cinco puntos en unidades

jueves 9 de abril de 2015 - 6:18 am

La principal empresa fabricante de alimentos de la Argentina, Molinos Río de la Plata, advirtió que se acaba de cumplir un año de caídas en las ventas de alimentos y bebidas envasados en el mercado local.
[pullquote position="right"]Alertan que desde hace un año cae la venta de alimentos[/pullquote]

Desde la firma, controlada por la familia Perez Companc, afirman que, según las mediciones de las consultoras privadas del rubro y estimaciones de las propias compañías del sector, las bajas oscilan entre tres y cinco puntos en unidades. Esta magnitud es preocupante para un negocio de baja elasticidad como el de los alimentos.

De todas formas, como dato esperanzador, la empresa resaltó que en marzo la demanda dio signos de recuperación y ahora todas las miradas están puestas en el efecto reactivador que podría suscitar las paritarias.

"Hace un año que las ventas de alimentos y bebidas vienen cayendo. Las bajas más sensibles se notan en categorías más sofisticadas como los alimentos congelados, donde en algunos meses tuvimos caídas del 18% en unidades, mientras que en las más básicas, como las pastas, la estamos peleando un poco mejor", le indicaron al diario La Nación voceros de la compañía, que ayer presentó el estudio y sus planes de negocios para este año.

Molinos remarcó que las cifras de enero y febrero de este año fueron especialmente malas para la industria, pero como contrapartida destacan, asimismo, que en marzo las ventas mostraron cierta recuperación de la mano de las promociones y acciones de comunicación de las marcas y los supermercados.

"Para los próximos meses, creemos que los resultados van a estar muy ligados a lo que pueda ocurrir con las negociaciones paritarias y los nuevos incentivos al consumo que impulse el Gobierno. A partir de marzo, notamos una mejora en la confianza del consumidor, con un dólar más controlado y una desaceleración de la inflación, y esperamos que este cambio de tendencia llegue a las góndolas", explicaron.

COMENTARIOS