Desempleo

Década en picada: la caída de la industria ya costó 24.000 empleos en Argentina

En 2014, también los servicios perdieron puestos formales; baja el salario real

domingo 29 de marzo de 2015 - 11:27 am

Las conclusiones surgen de analizar los datos de los asalariados declarados por las empresas en el Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIPA), según un informe que esta semana difundió el Indec. La estadística muestra que, al cuarto trimestre del año pasado, eran 6.378.782 los trabajadores bajo relación de dependencia, un 0,2% menos que en igual período de 2013.

El comportamiento varió según el sector: en la industria -que ocupa a 18,7% del total de registrados-, se perdieron alrededor de 24.000 puestos, un 2% de los que había en 2013.

Y entre las plantas fabriles, las automotrices estuvieron entre las más afectadas, con una caída de casi 7% (unos 2300 trabajadores menos que los declarados un año antes). Ese dato desentona con el párrafo del discurso que dio la presidenta Cristina Kirchner el día 1°de este mes al inaugurar las sesiones legislativas; allí dijo que no se había perdido un solo puesto en esas plantas fabriles. Lo cierto es que también redujeron dotaciones las empresas de rubros vinculados, como las de autopartes y carrocerías. Si se suman los tres rubros, las firmas pasaron de 77.895 a 72.026 ocupados, entre 2013 y 2014.

Sin embargo, si esas cifras contradijeron el discurso, sí estuvo a tono con otras estadísticas oficiales. El Indec admitió que en 2014 hubo una caída de la actividad industrial de 2,5%, y a eso no le siguió un repunte, según los informes que ya se conocen referidos a los primeros meses de 2015.

En las fábricas también cayó el empleo en las ramas siderúrgica, del plástico y de la indumentaria, y en cambio creció en sectores como el alimenticio y el petrolero.

En las compañías que están catalogadas como de servicios empresariales e inmobiliarios -en las que trabaja el 12,5% de los ocupados formales- el año pasado terminó con unos 8100 empleos menos, tras una caída de 1 por ciento. Otra actividad que concentra a buena parte de los formales, el comercio, tuvo una disminución de 0,5% en el número de empleados (cerró con 1.150.021).

La construcción, que se vio afectada por la pérdida de empleos formales en la primera parte del año, registró un repunte en los dos últimos trimestres. Pese a ese comportamiento en la cantidad de puestos, y siempre según la estadística oficial, no estuvo la construcción entre los sectores que mejor le pelearon a la inflación. A fines de 2014, el salario neto promedio fue de $ 8986, un 28,6% superior al de un año atrás, pero unos 10 puntos por debajo de la suba de precios estimada por consultoras privadas y por institutos provinciales de estadística.

COMENTARIOS