Fútbol

Cuando Bueno fue verdugo: su patada bestial en un clásico uruguayo

El delantero, que reclamó una dura sanción contra Orion por la infracción que causó su fractura, tiene un antecedente que lo mostró en el costado opuesto

sábado 28 de marzo de 2015 - 9:17 am

Para muchos quedará por siempre la duda: ¿quiso Agustín Orion lastimar a Carlos Bueno en la infracción que le causó la fractura de tibia y peroné? Más allá de los diversos análisis, el delantero uruguayo, que en un primer momento fue contundente en negar mala fe del arquero, anoche reclamó que le apliquen una sanción que dure al menos la mitad del tiempo por el que él estará inactivo. Pero un antecedente lejano dentro de la cancha mostró al delantero uruguayo en el costado exactamente opuesto, y en ese caso no hubo quien pusiera en duda su intención oscura con el rival de turno.

Ocurrió el 28 de octubre de 2001 en el clásico uruguayo entre Nacional y Peñarol en el estadio Centenario. Un joven pero ya temperamental Bueno, de apenas 21 años, le dio una terrible patada a Martín Del Campo, jugador del Bolso, que ganaba 2-0. El árbitro del partido, Martín Vázquez, no dudó en sacarle la roja directa y mandarlo al vestuario, al que el delantero se dirigió envuelto entre abrazos protectores de sus compañeros para que el escándalo no escalara a dimensiones mayores.

A diferencia de lo que le ocurrió a Bueno con la infracción de Orion el domingo pasado en San Juan, el uruguayo -sólo por azar- no lesionó a su rival en aquel clásico charrúa de 2001, ya que en ese oportunidad Del Campo alcanzó a saltar poco antes del impacto y evitó así que el golpe fuera más severo.

COMENTARIOS