Sociedad

¿En qué condiciones la Justicia considera que hay maltrato laboral?

Los jueces han considerado justificado el despido indirecto, declarado por el trabajador, si ha quedado acreditado el trato hostil y persecutorio que le dispensaba parte del personal jerárquico de la empresa

viernes 27 de marzo de 2015 - 5:51 pm

La agresión psicológica es el maltrato laboral más común por estos días y puede ser combatido por el empleado por distintas leyes que garantizan su protección en el trabajo.

El maltrato laboral, que sin tener la finalidad de separar a una persona de la empresa, expresa una conducta lesiva debe ser combatida, ya que la empresa tiene el deber de evitar que la ejecución del trabajo genere algún daño a la persona del trabajador.

Nuestra constitución tiene leyes que le garantizan al trabajador condiciones laborales dignas y equitativas de labor. Según Enrique Caviglia,  abogado especialista en derechos laborales, la facultad de dirección que se le atribuye al empleador debe ser funcional, atendiendo a los intereses de la empresa y a las exigencias de la producción, sin perjuicio de la preservación y mejora de los derechos personales y patrimoniales del trabajador .

La falta de cumplimiento de estos enunciados significan la infracción a un deber legal, por lo que el daño resultante deberá ser reparado. [pullquote]¿En qué condiciones la Justicia considera que hay maltrato laboral?[/pullquote]

La infracción de estos deberes puede generar que el trabajador afectado se encuentre en situación de despido con la siguiente obligación del empleador de pagar la indemnización de despido.

Los jueces han considerado justificado el despido indirecto, declarado por el trabajador, si ha quedado acreditado el trato hostil y persecutorio que le dispensaba parte del personal jerárquico de la empresa. También, en diversas sentencias, se ha responsabilizado al empleador por el trato hostil dispensado al trabajador por su superior jerárquico, aunque no se configurara la existencia de “mobbing”, una agresión psicológica.

Según Caviglia, las empresas deberían tener previsto y organizado un procedimiento para el tratamiento de las quejas por malos tratos, que ayude a la detección temprana de este tipo de conductas e impida su persistencia.

COMENTARIOS