Tragedia en Francia

Según el audio de la caja negra, el piloto trató de abrir la puerta de la cabina con un hacha

El hacha forma parte del equipo de seguridad del avión y, según se puede escuchar en la caja negra recuperada, al verse encerrado fuera de la cabina, el piloto (junto con otros miembros de la tripulación) trataron de derribar la puerta blindada

viernes 27 de marzo de 2015 - 10:35 am

Después de que la Fiscalía de Marsella revelara ayer que fue el copiloto del avión quien estrelló el A320 de Germanwings (una filial de Lufthansa) en los Alpes franceses, lo que cobró importancia fue el comportamiento del piloto, quien fue encerrado fuera de la cabina cuando fue al baño.

Hundido en la desesperación de no poder ingresar en la cabina del avión mientras la aeronave descendía sin pausa y el copiloto desde adentro le había bloqueado el ingreso, el piloto del avión de Germanwings intentó derribar la entrada con un hacha antes de que el aparato se estrellara con las 150 personas que iban adentro, según informa hoy el diario alemán Bild.

[pullquote position=”right”]Según el audio de la caja negra, el piloto trató de abrir la puerta de la cabina con un hacha[/pullquote]

Una portavoz de la compañía alemana Germanwings confirmó a Bild que en los aviones A320 hay un hacha “porque forma parte del equipo de seguridad”.

Brice Robin, el fiscal de Marsella, dio a conocer este jueves el contenido de la última media hora de grabación de la caja negra, encontrada en la zona de la tragedia, que registró en audio todos los sonidos y diálogos sucedidos en la cabina de pilotaje.

Andreas Lubitz, el copiloto de 28 años que sufría una profunda depresión después de haber terminado con su novia, se quedó solo en la cabina porque aparentemente el piloto fue al baño. Bloqueó la puerta de la cabina y manipuló los botones del “flight monitoring system”para accionar el descenso del aparato. “Una acción que no puede ser otra cosa que voluntaria”, informó el fiscal.

El piloto llamó a la puerta para que el copiloto le abra la puerta. Primero suavemente, después con energía y luego, desesperado, convocó a otros miembros de la tripulación, quienes trataron de derribar la puerta, blindada para impedir actos de terrorismo. Pero ninguno pudo lograrlo y el avión se estrelló contra los Alpes.

COMENTARIOS