Política

Salvar a la reina: Scioli, un inesperado y activo operador de Cristina Kirchner con los jueces

El gobernador de Buenos Aires utilizó sus contactos y avanzó sobre dos investigaciones que preocupan a la Casa Rosada

viernes 27 de marzo de 2015 - 5:43 am

En las últimas semanas, el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, se ocupó de realizar gestiones secretas para hacer saber en los tribunales cuál era su opinión respecto a dos de los expedientes más sensibles para la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner: la denuncia de Alberto Nisman y el caso Hotesur.
[pullquote position=”right”]Salvar a la reina: Scioli, un inesperado y activo operador de Cristina Kirchner con los jueces[/pullquote]

Por ejemplo, según lo confirmado por el diario Clarín, uno de los camaristas que desestimó la denuncia de Nisman sobre el Pacto con Irán recibió hace varios días un mensaje desde La Plata: a Scioli lo inquietaba que su voto fuera en sentido contrario.

De acuerdo a fuentes judiciales, Jorge Ballestero se enteró lo que pensaba el gobernador por medio de diferentes interlocutores.

El camarista conoce a Scioli hace muchos años, pero además tienen amigos en común, contaron miembros del Poder Judicial y dirigentes del PJ. Una de estas personas, con la que ambos tienen trato es Rodolfo Cuiña, un empresario del rubro de los electrodomésticos, el mercado en el que la familia Scioli hizo negocios durante décadas.

Cuiña comparte con Ballestero la pasión por River y, por eso, suelen ir a la cancha juntos y se sientan en plateas muy cercanas.

Por eso, el mandatario provincial se ocupó que Ballestero sepa que él consideraba que sería muy negativo para el oficialismo el posible avance de la denuncia de Nisman contra la presidenta.

Además, las fuentes del Poder Judicial consultadas por el medio mencionado añadieron que el entorno de Scioli intenta ejercer influencia en los tribunales, asimismo, por medio del juez Rodolfo Canicoba Corral, con el que los operadores del gobernador tiene una relación fluida.

Por otro lado, el gobernador también trabajó para conocer qué podría pasar con la causa Hotesur, que investiga a los Kirchner por posible lavado de dinero a través de sus hoteles. En este sentido, el interlocutor es un viejo conocido de su gestión: el fiscal del caso, Carlos Stornelli, quien fue su ministro de Seguridad hasta el año 2010.

COMENTARIOS