Tragedia en Francia

Los gritos de los pasajeros antes de morir quedaron grabados

Según las grabaciones rescatadas, dentro de la cabina no se escucha ni una palabra del copiloto pero sí su respiración, que sonaba normal. Minutos antes de morir, suenan los golpes contra la puerta del piloto y los gritos de desesperación de los pasajeros

jueves 26 de marzo de 2015 - 11:35 am

Los pasajeros del avión de Germanwings que se estrelló el martes probablemente no fueron conscientes de lo ocurrido hasta momentos inmediatamente antes del impacto, informó la Fiscalía francesa durante una rueda de prensa.

A esta conclusión han llegado los investigadores porque en las grabaciones disponibles no se escucharon gritos hasta el momento final, explicó Brice Robin, abogado responsable. “La muerte fue instantánea”, agregó. Y detalló que la pérdida de altitud fue de “1.000 metros por minuto”.

El copiloto Andreas Lubitz al parecer hizo todo lo posible para que la gente no se diera cuenta de la caída, tal vez para que no se amotinaran. Su conducta era la de una persona con sangre fría, que sabía lo que hacía. Así se desprende de la grabación de la caja negra. En la cabina de pilotos se lo escuchaba respirar normalmente, no estaba alterado, ni tenía problemas de salud.  [pullquote position=”right”]Los gritos de los pasajeros del avión quedaron grabados[/pullquote]

La torre de control de Marsella, que no recibió ninguna señal de emergencia del avión que estaba en descenso, intentó ponerse en contacto con el Airbus 320 de Germanwings, pero no hubo respuesta por parte del copiloto. La torre de control también pidió a otros aviones que intentasen contactar con el Airbus accidentado pero tampoco se obtuvo respuesta.

En los últimos minutos del descenso, también comenzaron a sonar las alarmas.

Los pasajeros se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo en los últimos momentos, que es cuando se empiezan a escuchar los gritos de pánico en la grabadora.

Las 150 personas que iban a bordo murieron en el acto ya que el avión se desintegró al chocar contra la montaña de los Alpes franceses.

COMENTARIOS