Negocios

Adidas desperdició uno de los mayores contratos de su historia

Bajo su propio nombre, Jordan lanzó tiempo atrás su propia marca de ropa deportiva apoyada por la compañía estadounidense Nike, quien lo acompañó durante toda su carrera. Sin embargo, en un principio, el basquetbolista había elegido a Adidas, pero recibió un "no" como respuesta

miércoles 25 de marzo de 2015 - 6:03 pm

El diario estadounidense Wall Street Journal dio a conocer una historia que no era conocida por muchos de los seguidores del deporte mundial. Ocurre que en 1984 la firma de ropa deportiva Adidas rechazó auspiciar al por entonces joven Michael Jordan, quien con los años se convertiría en uno de los deportistas más destacados de la historia.[pullquote position=”right”] Adidas desperdició uno de los mayores contratos de su historia[/pullquote]

Meses después, otro hecho vinculado a Jordan quedaría identificado como una de las peores decisiones en la historia del básket. El 19 de junio de 1984 se realizó la elección del “draft” de jugadores universitarios. Luego de que Houston Rockets eligiera al pivot Hakeem Olajuwon (número uno del ranking), Portland tuvo la oportunidad de quedarse con Michael Jordan, pero en su lugar eligió a Sam Bowie. Finalmente, “Su Majestad” iría a Chicago, donde escribiría el capítulo más importante en la historia del club.

Así lo relata el periódico de los Estados Unidos:

En 1984, Adidas dio un paso en falso que presagió otros. Una estrella de baloncesto de la Universidad de Carolina del Norte llamada Michael Jordan quería que la firma lo patrocinara en su carrera profesional, dicen personas familiarizadas con el asunto. Según una persona que era distribuidor de la marca en EE.UU. en ese momento, él y sus colegas querían firmar con Jordan, pero los jerarcas alemanes pensaban que los consumidores se inclinaban por jugadores de baloncesto más altos. “Nosotros les decíamos: ‘Nadie se identifica con esos tipos. ¿Quién quiere identificarse con un jugador de más de dos metros de estatura?'” Jordan firmó con Nike en 1984 y su nombre se transformó en una de las marcas más taquilleras en la historia del baloncesto.

COMENTARIOS