Violencia en el fútbol

Cuatro partidos de primera división se jugarán sin público en la séptima fecha

La violencia en el fútbol es un germen que, lamentablemente, cada vez se instala más fuerte en Argentina. Por distintos hechos violentos, San Lorenzo, Godoy Cruz, Tigre y Quilmes jugarán sin gente este fin de semana

miércoles 25 de marzo de 2015 - 10:31 am

Peleas entre hinchadas rivales, conflictos e internas entre barras de un mismo club, agresiones a árbitros, jueces de líneas, cuerpo técnico o jugadores. El fútbol argentino está cada vez más violento y la medida que se adoptó hace unos años de jugar sin público visitante no alcanza.

Por distintos disturbios e inconvenientes en algunos partidos de primera división, este fin de semana, cuando se empiece a disputar la séptima fecha, habrá cuatro partidos que se jueguen a puertas cerradas. Los sancionados son: San Lorenzo (contra Lanús), Godoy Cruz (frente a Independiente), Quilmes (vs Sarmiento) y Tigre (ante Defensa y Justicia).[pullquote position=”right”]Cuatro partidos de primera división se jugarán sin público en la séptima fecha[/pullquote]

El Nuevo Gasómetro estará vacío frente al conjunto Granate por los incidente contra el juez de línea Juan Pablo Belatti en la vuelta de la Recopa ante River, según dispuso el Comité de Seguridad. Aunque la Conmebol no elevó ninguna sanción, la AFA tomó cartas en el asunto y le otorgó una fecha sin público. Los curioso es que la suspensión llega 7 partidos después de los acontecimientos.

En Mendoza, los hinchas de Godoy Cruz tampoco podrán alentar a su equipo desde las tribunas. En este caso, suspendieron el Malvinas Argentinas por la agresión que sufrió el masajista de Lanús en la cuarta fecha, última vez que jugaron en su estadio.

Los otros dos implicados en esta sanción son Tigre y Quilmes. En ambos caso no tendrán público por los incidente que provocaron en sus propias tribunas, con distintas facciones de sus propias hinchadas.

Las canchas de Tigre y Quilmes tampoco recibirán hinchas. Ambas fueron suspendidas por los incidentes en sus propias tribunas, con distintas facciones de sus propias hinchadas.

Estos no fueron los únicos incidentes que ocurrieron durante el 2015. En el partido que jugaron Rosario Central y Tigre en Santa Fe, desde la tribuna le lanzaron un fuerte proyectil al técnico Gustavo Alfaro. Luego, el Gigante de Arroyito quedó suspendido por una fecha.

Además, en la última fecha, el arquero Agustín Orión recibió un proyectil que tiraron desde la tribuna de San Martín de San Juan. Sin embargo, el árbitro Patricio Loustau pensó el el jugador estaba haciendo tiempo y lo amonestó.

Este último fin de semana, también, el árbitro Germán Delfino fue agredido en el encuentro entre Rafaela y Rosario Central. Le tiraron un proyectil que impactó en su pecho y le causo un fuerte dolor. El partido se detuvo unos minutos, pero luego siguió como si nada hubiese pasado.

COMENTARIOS