Seguinos en nuestras redes

Nacionales

El respaldo de Rossi a Milani: “Fue subjefe durante cuatro años, era natural un ascenso”

El ministro de Defensa respalda la designación del cuestionado general y sostiene que no hay un cambio en la política de derechos humanos

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, justifica con firmeza la designación al frente del Ejército de César Milani, cuestionado por buena parte de esas entidades.

“La situación de Milani ante la justicia argentina es la situación de Milani ante la justicia argentina. Y para el Gobierno eso es suficiente”, afirma, durante una entrevista que brindó a LA NACION, en la que asegura que el Poder Ejecutivo no se movió del paradigma “memoria, verdad y justicia”.

¿Poner al frente del Ejército a un militar cuestionado por organismos de derechos humanos no significa un desvío en la política del Gobierno?

-La política de derechos humanos sigue siendo la misma: en conjunto con los organismos, construimos el paradigma de memoria, verdad y justicia, y de ahí no nos movimos. Milani no es alguien al que ascendimos de cabo primero a jefe del Ejército. En los cuatro años anteriores fue subjefe del Ejército. Es el cuarto ascenso que tiene en el Senado y en los tres anteriores no hubo cuestionamientos. Cuando decidimos renovar la cúpula militar, lo natural era que Milani fuera jefe. Ante las denuncias, el ministerio acompañó la decisión de Milani de presentarse voluntariamente en la Justicia. Eso fue en junio. Pasaron seis meses y no hubo ninguna modificación de la situación procesal.

-Pero aparecieron elementos nuevos. ¿Por qué no tenerlos en cuenta?

-Cuando apareció algo nuevo, le dijimos a Milani que se presentara en la Justicia.

-Milani le dijo al CELS que no sabía de la existencia de desaparecidos, pese a que se desempeñaba en el Batallón 141, desde el que se organizó la represión ilegal en La Rioja. ¿No le genera dudas?

-El Gobierno tiene una ponderación positiva del CELS y de su titular, Horacio Verbitsky. En este caso, tenemos miradas divergentes. La situación de Milani ante la justicia argentina es la situación de Milani ante la justicia argentina. Y para el Gobierno eso es suficiente.

-¿La evaluación para un ascenso no debería exceder la mera situación procesal?

-La evaluación para un ascenso tiene un piso mínimo, que es la situación procesal. Después hay una ponderación que recoge una cantidad de elementos: la trayectoria de ese militar, las calificaciones? y, como todas las decisiones que toma el Gobierno, es una decisión política.

-Como parte de sus funciones en el Batallón 141, Milani participó del traslado de detenidos a sede judicial y firmó el acta de deserción de Alberto Ledo, un soldado que en realidad era un desaparecido. Hasta el cantinero del batallón declaró ante la Justicia que se decía que Ledo había sido asesinado. ¿Todo eso no genera un marco de duda suficiente?

-Yo soy ministro de Defensa y las consideraciones que tomamos para el ascenso de Milani ya las contesté. Todos esos elementos son suficientes a criterios del CELS para no ascender a Milani. Bueno, ése no es el criterio del Gobierno. Cuando aparecieron las denuncias, decidimos la postergación de los ascensos. En seis meses, no se modificó la situación procesal. Entonces, ¿por qué tendríamos que volver atrás de una decisión que tomamos?

-¿Y si lo procesaran?

-No hablo sobre supuestos. Y tampoco quiero darle un título.

-¿Por qué el Gobierno sostiene a Milani pese al costo político que significa?

-Las decisiones políticas no se toman en base al teórico costo político que tienen. Nunca he visto a la Presidenta hacer eso. Creemos que es la decisión correcta.

-¿Qué virtudes tiene Milani?

-Las mismas que el resto de los jefes del Ejército ascendidos. Él fue durante cuatro años subjefe y era natural un ascenso.

Interior del País

Insólito: Formosa presentó estatuas de Alberto Fernández y sus perros, Dylan y Prócer

Las obras formaron parte de una muestra itinerante en homenaje al artista Fernando Pugliese que incluyó esculturas de Evita, Juan Perón y Diego Maradona

Durante los últimos días, los formoseños se sorprendieron al encontrarse con estatuas del presidente Alberto Fernández y sus perros Dylan y Prócer en la plaza principal de la capital. Así la provincia gobernada por Gildo Insfrán volvió a ser noticia.

En la Plaza San Martín se observaron las estatuas de Diego Maradona, con la camiseta de la Selección argentina y alzando el trofeo del Mundial 1986, y de Juan Domingo Perón y Evita, sentados en un sillón.

Cerca del monumento, donde se ve a Fernández sentado sobre un barril con una gran sonrisa y una guitarra en mano, había un afiche sobre “El peronismo en la historia de Formosa”, con las imágenes del gobernador local Gildo Insfrán, Cristina Kirchner y el Presidente.

De acuerdo a medios locales, antes de que las figuras llegaran a la capital, estuvieron en Laguna Blanca el martes pasado, el mismo día en que Insfrán inauguró obras de pavimentación, iluminación y la entrega de 31 viviendas.

“Se trata de una muestra itinerante en homenaje el escultor Fernando Pugliese que falleció el 15 de mayo de este año. Durante la semana recorrió localidades del interior hasta llegar a la ciudad para recibir visita de la gente”, dijo Ana Noemí Paredes, encargada de la exposición, en declaraciones al diario La Mañana.

Continuar leyendo

Interior del País

Aníbal Fernández, irónico sobre el envío de fuerzas al Sur: “No vamos a reprimir porque los resultados los vimos con Santiago Maldonado”

El ministro de Seguridad de la Nación reafirmó su postura sobre el envío de asistencia operativa a Río Negro en medio del conflicto mapuche, y aprovechó la ocasión para diferenciarse de la gestión de Patricia Bullrich

Haciéndose eco de la carta que el Presidente redactó con remitente a la gobernadora de Río Negro, el ministro de Seguridad Aníbal Fernández volvió a remarcar que el envío de oficiales de Gendarmería se producía en calidad de “colaboración” con las fuerzas provinciales, por ser este “un gobierno profundamente federal”.

Pero además, al arribar a Casa Rosada y con la prensa expectante, el Ministro declaró que el modus operandi definido hasta el momento consistiría en el patrullaje de la zona. Esto, con el objetivo de “disuadir de la mejor manera” cualquier atisbo de represión contra los grupos violentos: “No vamos a aplicar ninguna fuerza represiva porque los resultados los hemos visto con Santiago Maldonado”, dijo irónico, recuperando el conflicto que puso, a los ojos de un sector de la sociedad, a la gestión de Patricia Bullrich como principal responsable de la muerte del activista durante un enfrentamiento con las fuerzas que ella comandaba.

Después de aprovechar la oportunidad para chicanear a la oposición, explicó, ciñéndose a la normativa vigente: “La ley de seguridad interior tiene un solo sentido. No tengo más remedio que prestar atención a lo que dice la ley. La ley no dice que nos tenemos que meter por cualquier cosa a la provincia porque no tenemos derecho. Solamente cuando el Consejo de Seguridad lo indique por cuestiones especiales, que no es este el caso”.

Enseguida agregó, corrigiendo a la gobernadora rionegrina Arabela Carreras: “Lo vamos a hacer como colaboración y seguramente lo haremos con otras provincias si fuera necesario ante una situación particular como los desmanes que han ocurrido en este caso. La gobernadora decía ‘no estamos pidiendo un favor, es su obligación’. No es una obligación, es nuestra colaboración señora, queremos que sepa que es esto y entendemos que sería positiva que la propia policía de Río Negro armara un comando especificametne para este tipo de situaciones”.

La escalada de violencia en El Bolsón tocó un punto álgido los últimos días, cuando el edificio del Club Andino Piltriquitrón fue incendiado intencionalmente. En el lugar se encontraron bidones y panfletos con amenazas a la gobernadora y a la Justicia. Mientras tanto, el ministro de Seguridad de la Nación se reservó sus dudas en clasificar los ataques. “No puedo definir si es terrorismo, lo tiene que definir la justicia. Si lo denunciaron, la justicia tendrá sus explicaciones”, esbozó.

Continuar leyendo

Gran Buenos Aires

La Matanza: denuncian el uso de fondos públicos para financiar la campaña oficialista

Dirigentes e integrantes de Republicanos Unidos de La Matanza advirtieron por el reparto de volantes con el logo del Frente de Todos y el slogan oficial de la municipalidad “Matanza Avanza”

Durante las últimas horas, dirigentes de Republicanos Unidos de La Matanza denunciaron al gobierno de Fernando Espinoza.

Los protagonistas advierten que en dicho distrito se están repartiendo volantes con el logo del Frente de Todos y el slogan oficial de la municipalidad “Matanza Avanza”.

La denuncia, que lleva la firma de Pablo Javier Bresciani, José Lucas Magioncalda, Juan Martín Fazio, Leonardo Cabral, Hector Andres Romparto Carricart, Micaela Luz Fernandez Barbaglia, Roberto Márquez y Daniela Virginia Delgado.

Expresaron que si el volante fue financiado por el municipio, “además de la utilización de elementos de comunicación institucional del Estado local, estaríamos ante la posible comisión del delito de malversación de caudales públicos, atento a la finalidad ilícita asignada a los mismos: propaganda partidaria y electoral”.

“La gravedad de utilizar al Estado con fines partidarios debilita a las instituciones y constituye un acto de discriminación respecto de otras parcialidades políticas, más aún en épocas electorales”, finalizaron.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR