Política

Pichetto se rindió ante Cristina Kirchner y cedió las listas de Río Negro

El senador rionegrino perdió la puja de poder dentro del propio partido. Sólo pudo poner 2 de 11 legisladores a salir. La Cámpora y hasta los ex Frente Grande tendrán más

miércoles 18 de marzo de 2015 - 9:28 pm

Miguel Pichetto es conocido por ser un soldado del proyecto encabezado por Cristina Kirchner. El rionegrino cumple a rajatabla las palabras de la primera mandataria. Esta vez mostró una nueva muestra de lealtad; no votando aprobando leyes, sino cediéndole las listas de legisladores de Río Negro. [pullquote position="right"]Pichetto se rindió ante Cristina Kirchner y cedió las listas de Río Negro[/pullquote]

Su rendición hizo estallar al peronismo rionegrino, donde esperaban una resistencia similar a la de Francisco “Paco” Pérez y Carlos Ciurca en Mendoza, que le costó el cargo en la Casa Rosada a Juan Carlos “El chueco” Mazzón.

A excepción de Buenos Aires, donde el PJ lo manejan Jorge Landau y Eduardo “Wado” De Pedro; Cristina no tiene la lapicera para presentar candidaturas provinciales y sólo puede presionar con gritos y alguna sanción económica.

Como buen soldado, Pichetto fue anoche en la Casa Rosada a pedir permiso para su fórmula con María Emilia Soria y las listas de legisladores de Río Negro.

Sin embargo, Soria fue impugnada por inconstitucional (están prohibidos los familiares de los gobernadores) y su hermano Martín, intendente de General Roca, debió optar por Anahí Tappatá.

La presidenta le tiene cariño a Tappatá por su pasado en Montoneros, pero olvida que en su legajo también figura haber trabajado en la Fundación Mediterránea de Domingo Cavallo.

Pichetto recibió el golpe más grande en la lista de legisladores provinciales. En Río Negro se elijen 46 en dos nóminas: 22 en una sábana, que está en todos cuartos oscuros; y 24 en tres circuitos de 8, donde pesan fuerte los intendentes.

Si se consagra con una buena elección, Pichetto obtendría 11 legisladores por esa boleta y la mayoría no le reportaría: serían dos de La Cámpora, dos de Soria y el resto de Kolina, movimientos sociales y hasta dos del sector del Frente Grande enfrenados al gobernador Alberto Weretilneck, rival de Pichetto

El senador sólo tendría dos bancas: Ariel Rivero y el intendente de Fernández Oro, Juan Oscar Reggioni.

Cristina dejó a Pichetto limitado hasta por Soria, su rival interno en el PJ local. El intendente de Roca se quedó con la vice y al menos cuatro legisladores, porque sumará otros dos de la elección por circuitos.

El senador había amenazado con renunciar a la jefatura de bloque si no le daban libertad, pero finalmente no sólo que se rindió sino que tampoco renunció.

En pocas palabras, la "Jefa" manejó todo y él no pudo enfrentarla. ¿Lealtad u obsecuencia?

COMENTARIOS