Seguinos en nuestras redes

Salud

Conocé los extraños usos para tu microondas que seguro no conocías

El microondas sirve para mucho más que calentar comida, ya que con este aparato podemos desinfectar esponjas, preparar tierra para plantar semillas y hasta teñir telas

El microondas resultó ser un electrodoméstico de usos múltiples, ya que además de calentar comida se puede utilizar para otro tipo de funciones que nada tienen que ver con la cocina pero que pueden llegar a ser muy útiles.

1- Desinfectar esponjas. Si se sumerge una esponja en agua con vinagre blanco y limón y posteriormente se la pone en el microondas por un minuto se podrá desinfectar la misma. La acidez de la sustancia química sumado al elevado calor de la microondas, dejará la esponja como nueva.

2- Obtener más jugo de limón. Si antes de exprimir un limón lo calentás dentro del microondas por 20 segundos se le podrá extraer mucho más jugo del habitual.

3- Prepara tierra para plantar semillas. Tomá tierra de tu jardín, colocala en un plato plano y dejala en el microondas funcionando por 90 segundos o hasta que salga vapor. [pullquote]Conocé los distintos usos para tu microondas que seguro no conocías[/pullquote]

4- Teñir telas. Para cambiar el color de tus telas podes usar el microondas. Basta con colocar la prenda en un tazón con agua y añadir el tinte. Cubrilo y encende el microondas en temperatura alta por 4 minutos.

5- Crear Crayones. Si tenés restos de crayones por toda la casa te recomendamos que los pongas en un plato previamente engrasado para finalmente meterlo en el microondas. En el electrodoméstico se derretirá todo, luego deberás llevar todo a un congelador para finalmente tener tu crayón gigante.

6- Aumenta la duración de la máscara de pestañas. Para darle vida a tu maquillaje coloca tu máscara de pestañas en su tubo y tapa en un vaso lleno de agua dentro del microondas, haciéndolo entre 30 a 40 segundos. Así se va soltar el producto que está seco en el interior y que ahora será utilizable.

7- Quitar la estampilla de un sobre. Coloca un par de gotas de agua por sobre la estampilla y poné el sobre en el microondas por 20 a 30 segundos. Al terminar, podrás remover la estampilla fácilmente.

Salud

Cómo cuidar la piel de los bebés del sol en primavera

Qué recaudos tener en esta estación para disfrutar del aire libre sin problemas

Estar al sol aporta vitamina D -que ayuda a absorber calcio para tener los huesos fuertes y sanos-, así como permite renovar las energías. No obstante, la piel de los adultos es mucho más resistente que la de los bebés e infantes. Por eso, hay que tomar precauciones y extremar los cuidados.

El sol emite radiaciones ultravioletas (rayos UV) que son los que permiten el bronceado, pero también son los responsables de quemaduras y ampollas. Una excesiva exposición puede provocar la predisposición a desarrollar algunos tipos de cáncer de piel, disminución del sistema inmunológico y envejecimiento precoz. El efecto perjudicial que ejerce es acumulativo a través de los años.

Los menores de 6 meses deben ser resguardados de toda exposición a los rayos UV ya que su piel es más delgada y no puede producir melanina para protegerla. Además, es menos capaz de refrescarse por sí misma, por lo que una quemadura solar accidental puede transformarse en una emergencia médica.

Estas son algunas precauciones para tomar en primavera a la hora de estar al aire libre:

– Como los bebés no tienen maduro su mecanismo de bronceado nunca deben ser expuestos al sol directo en el horario de riesgo que es entre las 10 y las 16 horas, cuando los rayos caen más perpendicularmente a la superficie terrestre.

– Elegir prendas de fibras naturales transpirables y camisetas de manga corta. El color también es importante porque los oscuros absorben más el calor. Se recomienda optar por los colores claros. En lo posible, ponerles un sombrero o gorrito de ala ancha y acostumbrarlos a usar anteojos de sol con protección UV.

– Cuanto más clara sea la piel, menos melanina tendrá para absorber rayos UV y protegerse contra los efectos nocivos. Si bien algunos profesionales recomiendan no usar cremas protectoras antes de los 6 meses de vida, existen algunas especiales para menores de 3 años.

– Las cremas protectoras deben tener filtros o pantalla solar con alto factor de protección. Los filtros se miden en FPS (Factor de Protección Solar). Cuanto mayor sea el número, mayor será la protección. Para niños con piel oscura podría ser suficiente un factor de protección 20 (piel de tipo mediterráneo), pero para los de piel y pelo claro y los pelirrojos o con tendencia a tener pecas, optar por un FPS 40 ó 50. Lo ideal es usar siempre el mismo, colocarlo por lo menos 20 minutos antes de la exposición y repetir la aplicación cada 4 horas y después del baño en el mar o pileta.

El cuidado posterior es tan importante como la protección frente al sol para evitar la exfoliación, la irritación y la sequedad. Existe una gran variedad de cremas hidratantes infantiles para después del sol. Siempre es recomendable consultar con el pediatra acerca de qué productos usar, ya que en el mercado muchas veces no existen los controles de calidad necesarios en los de venta libre, y es el especialista quien sabrá asesorar mejor.

Fuente: Conbienestar

Continuar leyendo

Salud

Cinco consejos para mantener tu hígado limpio

Cómo conservar la salud de este órgano

El hígado es el órgano interno más grande del cuerpo y muchas veces no nos damos cuenta de cómo lo vamos deteriorando culpa de la mala alimentación y los excesos. Si bien algunos no muestran síntomas ante las afecciones, hay quienes pueden presentar ojos y piel amarillos, fatiga crónica, pérdida de apetito, náuseas o vómitos, picazón en la piel, inflamación y dolor de abdomen, hinchazón de piernas y tobillos, orina oscura y moretones.

Ante cualquiera de estas situaciones, existen alternativas para ayudarlo a cumplir sus tareas de la mejor manera. Estos son cinco tips:

Consumo de alimentos especiales

Frutas y verduras ayudan al organismo. En el caso del hígado, le favorecen la palta y las uvas. La primera protege a este órgano mientras las segundas, especialmente las rojas y moradas, colaboran a desinflamar y aumentar los niveles antioxidantes.

También se recomienda el consumo de cúrcuma y ajo para limpiar el hígado de forma natural. Además de reducir el consumo de azúcar. Siempre será importante una cita médica para determinar cuál es la mejor opción en tu caso.

Beber suficiente agua

Tomar al menos ocho vasos diarios trae múltiples beneficios, uno de ellos es la limpieza del hígado y de los riñones.

Cuidado con los medicamentos

Tomarlos en exceso o varios a la vez puede afectar al hígado. Consultá al médico para saber qué hacer en tu caso. Por ejemplo, la mezcla de estos con alcohol podría ser contraproducente.

Hacer ejercicio

Ayuda al cuerpo a estar en buen estado. Para el hígado se recomiendan los ejercicios cardiovasculares y de resistencia. Si tu ritmo de vida es sedentario, podrías comenzar con ligeras caminatas, pedalear bicicleta, etcétera.

Beber té

Algunos de los tipos de té que podés consumir para la limpieza del hígado: verde (ayuda al ritmo sanguíneo y reduce el riesgo de cáncer), de raíz de diente de león (fortalece la función hepática); de boldo (aunque su ingesta debe ser moderada porque en exceso puede causar daño).

Fuente: Mendoza post

Continuar leyendo

Salud

Beneficios de la cebolla y cómo consumirla

Cuáles son las principales propiedades de este alimento y qué tener en cuenta

Uno de los aspectos nutricionales que destacan de la cebolla es que se trata de un alimento bajo en calorías (30 calorías por cada 100 gramos), aunque muy rico en minerales como el potasio, magnesio, azufre, cobre o calcio y en vitaminas C, A, E y B.

Tiene bastante agua y fibra, lo que hace que el tránsito digestivo funcione mejor y ayuda a reducir el nivel de azúcar en sangre, fundamentalmente gracias a las quininas y flavonoides que contiene. De hecho, puede ayudar a los pacientes con diabetes.

Estudios sugieren que la cebolla en polvo, su jugo o extractos derivados de ella presentan múltiples efectos sobre la salud, como propiedades antioxidantes, antimicrobianas, antiinflamatorias e inmunomoduladoras. Asimismo, diversas investigaciones han ahondado en su utilidad en la prevención y tratamiento de algunas enfermedades, como la obesidad, diabetes, cáncer, enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, colitis, nefropatías, infertilidad y trastornos respiratorios. No obstante, las conclusiones de dichos estudios son prometedoras pero no concluyentes.

En todo caso, las dietistas-nutricionistas ensalzan sus efectos positivos dentro de una dieta saludable. Tradicionalmente, siempre ha estado presente en la dieta mediterránea como un elemento casi indispensable, y es que los beneficios que tiene para el organismo hacen que sea fundamental. Entre sus componentes destaca una sustancia llamada alilo, que se caracteriza por sus propiedades bactericidas y fungicidas, y que también tiene propiedades diuréticas y antisépticas, entre otras.

El procesado o la preparación puede cambiar la biodisponibilidad y el contenido de los compuestos bioactivos de la cebolla; incluso de manera diferente según el método de cocción. Por ejemplo, el contenido de algunos compuestos sulfurados disminuye durante el hervido, pero aumenta al freírse y al cocinarse al vapor o al microondas.

La versatilidad es otro de sus grandes atractivos. Por ejemplo, una cebolla en crudo para una ensalada nos aportará un sabor refrescante, intenso y crujiente que, en conjunto con un tomate y un poco de aceite, es un plato excelente. Si la cebolla está encurtida en agua y sal, sin vinagre, nos proporcionará un prebiótico natural que, además de ser un picoteo saludable, ayudará a mejorar el tracto digestivo y el sistema inmune. Se puede cocinar de mil maneras; se recomienda asarla al horno y condimentarla adecuadamente para obtener uno de los platos más sabrosos y sencillos de preparar.

Se puede considerar un alimento para todos los públicos. Únicamente deben comerla con precaución quienes sufren ciertas patologías, como el síndrome de intestino irritable, por su alto contenido en unos compuestos denominados fructanos, que pueden agravar sus síntomas. Por supuesto, los alérgicos a la cebolla tienen que olvidarse de ella, pero no es una de las alergias alimentarias más frecuentes.

Fuente: Cuidate Plus

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR