La guerra con Clarín

Un funcionario oficialista celebró el piquete que demoró la salida de Clarín y La Nación

Se trata de Víctor Ramos, quien responde directamente a Jorge Coscia, el secretario de Cultura

sábado 28 de diciembre de 2013 - 9:24 am

La diputada nacional Margarita Stolbizer denunció ayer que militantes kirchneristas que responden a Víctor Ramos, un funcionario del área de Cultura, fueron los responsables de una serie de piquetes, “disfrazados de reclamo por falta de luz”, que demoraron la salida de las ediciones de ayer de los diarios Clarín y La Nación, al estar bloqueadas durante la madrugada ambas plantas de impresión.

Sorpresivamente, la primera noticia del piquete que duro casi tres horas la dio Ramos, al publicar en su cuenta de Twitter en términos celebratorios imágenes de la manifestación. “ Por ahora Clarín y La Nación no salen mañana. Villa 21 en lucha!”, escribió Ramos, que es director del Museo del Cabildo y está a cargo de la Casa de la Secretaría de Cultura de la Villa 21. Por si no fuera poco, el funcionario reenvió ese mensaje a su jefe, Jorge Coscia, secretario de Cultura, y al ministro de Justicia, Julio Alak.

[pullquote position=”right”]Un funcionario K festejó un bloqueo de más de tres horas a las plantas de Clarín y La Nación. [/pullquote]En otro tuit enviado ayer a la madrugada, Ramos sostuvo: “ Clarín y La Nación en problemas. Vecinos de Villa 21 cortan accesos x falta luz”. También escribió que “mañana no salen los diarios, dicen los vecinos de Villa 21” y en otro mensaje preguntó: “¿Por qué la luz para ellos y no para nosotros, dicen los vecinos?”.

El bloqueo a las plantas fue levantado tras la llegada de un generador eléctrico que restableció la energía en esa zona, tras lo cual los manifestantes se desconcentraron. El hecho ocurrió en la intersección de Zepita y Magaldi. Según empleados de los diarios, la protesta la realizaron entre 50 y 100 personas que no dejaron salir ni entrar al personal. Denunciaron que arrojaron piedras y causaron daños a varios inmuebles, ante la inacción de la Policía Federal apostada en el lugar. Además, atacaron a fotógrafos de Clarín y a camarógrafos de TN que trabajaban en el lugar y debieron retirarse.

 

COMENTARIOS