Negocios

Cristóbal López también le alquila a los Kirchner un departamento en Recoleta

El dato aporta un nuevo vínculo comercial entre la familia presidencial y uno de los empresarios que más crecieron durante la última década, con ramificaciones en las industrias del juego, petrolera, inmobiliaria y de medios

lunes 16 de marzo de 2015 - 6:34 am

El Grupo Indalo, del “zar del juego” Cristóbal Lópe, además de los alquileres de Puerto Madero que le paga a los Kirchner, también alquila el histórico departamento de la familia presidencial en el barrio porteño de Recoleta.
[pullquote position=”right”]Cristóbal López también le alquila a los Kirchner un departamento en Recoleta[/pullquote]

De acuerdo a documentos, recibos y testimonios que obtuvo y verificó el diario La Nación, la operación tiene una particularidad: se factura mediante la sucesión aún abierta del ex presidente Néstor Kirchner.

Hasta el momento, por ocho meses de este nuevo alquiler, los Kirchner ya embolsaron más de $200.000, a razón de 26.000 pesos mensuales por un contrato con precios pactados en dólares. Aunque cabe destacar que el vínculo comercial por esa propiedad lleva al menos dos años, según informaron voceros del Grupo Indalo.

La cifra se agrega a los otros $ 2,8 millones que cobró la familia presidencial, también en apenas ocho meses, por los inmuebles de Puerto Madero.

Este dato aporta un nuevo vínculo comercial que une a los Kirchner con Cristóbal López, uno de los empresarios que más crecieron durante la última década, con ramificaciones en las industrias del juego, petrolera, inmobiliaria y de medios de comunicación, entre otras.

El dinero del alquiler hasta ahora desconocido por el departamento en Recoleta se facturó a través de la “sucesión Kirchner, Néstor Carlos”, según aparece en las copias de esas facturas.

Por su parte, voceros del Grupo Indalo confirmaron que el departamento en cuestión lo alquila un colaborador cercano de López, el abogado Mauro Ismael Sánchez. “No es secreto ni tiene nada raro. Lo alquila desde hace años y punto”, señalaron en vistas de reducir lo llamativo del caso.

COMENTARIOS