Policiales

Siete financistas desaparecidos y analistas preguntan: ¿estamos ante una coincidencia o eliminando "cabos sueltos"?

Desaparecieron y nunca más se supo de ellos, o fueron hallados sin vida de forma brutal. Todos compartían el mismo negocio, por lo que los expertos deducen que el responsable de los hechos se trata de un mismo grupo de poder

viernes 13 de marzo de 2015 - 6:53 am

En los últimos meses, siete financistas desaparecieron o fueron asesinados. Uno de los últimos casos es el de Hugo Díaz, propietario de compañías de servicios de ambulancia y de una financiera, sobre cuyo paradero nada se sabe después de que dejara estacionado su automóvil el lunes pasado, al llegar a su oficina. ¿Casualidad o síntoma de la época?
[pullquote position="right"]Siete financistas desaparecidos y analistas preguntan: ¿estamos ante una coincidencia o eliminando "cabos sueltos"?[/pullquote]

Díaz arribó por la mañana al estacionamiento ubicado en la intersección de Lavalle y Florida, que se encontraba a pocos metros de su oficina en la calle Florida, donde funcionaba una financiera.

Desde ese momento nada se sabe del empresario y, semanas atrás, la casa en la que vive su familia, en la ciudad bonaerense de Lanús, fue baleada por desconocidos. El episodio es ahora investigado por la justicia provincial.

Por otro lado, en febrero de 2013, encontraron a Jorge Suau, de 49 años, sin vida. Era uno de los directivos de la “financiera CBI buró de negocios”. El cuerpo estaba parcialmente quemado en su camioneta Toyota Hilux.

El caso se suma al de Miguel Ángel Grafiggna, el financista que fue hallado muerto con un tiro en la cara dentro de su auto en junio de 2013.

Asimismo, ese año, en diciembre, encontraron asesinado a Alfredo Pesquera, también financista. Estaba dentro de una camioneta BMW. Tenía pedido de captura internacional.

Otro caso de esta clase es el de Damian Stefanini, que se conoció en octubre de 2014. Continúa desaparecido hasta el día de hoy.

Y en diciembre del año pasado apareció muerto Mariano Benedit que, al igual que Stefanini, estaba vinculado a sectores financieros de la bolsa, algunos dicen que eran específicamente sectores bursátiles narco-peruanos.

Por todos estos hechos, los analistas de los casos, de acuerdo a lo consignado por el portal Tribuna, sospechan de un grupo de poder que está en retirada del negocio de las finanzas y no quiere dejar "cabos sueltos".

COMENTARIOS