Salud

¿Cómo prevenir las enfermedades renales?

Hoy es el Día Mundial del Riñón y, por tal motivo, la Asociación Nefrológica de Buenos Aires y la Sociedad Argentina de Nefrología presentaron las “8 Reglas de Oro para proteger nuestros riñones”

jueves 12 de marzo de 2015 - 10:10 am

La enfermedad renal es una patología silenciosa. Cuando aparecen los primeros síntomas es porque ya hay algún tipo de afección. Por esta razón, la prevención es clave para proteger los riñones y la salud.
[pullquote position=”right”]¿Cómo prevenir las enfermedades renales?[/pullquote]

La detección precoz permite el control de la enfermedad y, en ocasiones, se puede ralentizar el deterioro de la función renal e incluso detener.

En esta vía, la Asociación Nefrológica de Buenos Aires y la Sociedad Argentina de Nefrología en el marco del Día Mundial del Riñón, que se celebra hoy, presentaron las “8 Reglas de Oro para proteger nuestros riñones”:

Hacer ejercicio de forma habitual. Estar en forma ayuda a reducir la presión arterial y por lo tanto disminuye el riesgo de insuficiencia renal crónica.

Mantener un control regular del nivel de azúcar en la sangre, llamado glucemia. Alrededor de la mitad de las personas que tienen diabetes desarrollan daño renal, por lo que es importante para ellas realizar exámenes regulares con el fin de comprobar su función renal. El daño a estos órganos por la diabetes puede reducirse o evitarse si se detecta a tiempo.

• Controlar la presión arterial. Aunque mucha gente puede ser consciente de que la presión arterial alta puede causar un derrame cerebral o un ataque al corazón, pocos saben que también es la causa más común de daño renal.

• Comer sano y controlar el peso. Esto puede ayudar a prevenir la diabetes, afecciones cardíacas y otras condiciones asociadas con la enfermedad renal crónica.

Beber agua. Consumir alrededor de dos litros al día, puede reducir el riesgo de deterioro de la función renal. Es importante tener en cuenta que el nivel adecuado de la ingesta de líquidos para cualquier individuo depende de muchos factores como el género, el ejercicio, el clima, las condiciones de salud, el embarazo y la lactancia.

No fumar. El tabaco aumenta el riesgo de cáncer renal.

• No tomar medicamentos que puedan dañar los riñones. Los antiinflamatorios no esteroideos pueden causar daño en estos órganos si se toman de forma habitual, más cuando existe una enfermedad renal de base.

• Solicitar una revisión de la función renal si se pertenece a grupos de riesgo. Se debe solicitar una medición de creatinina en sangre y búsqueda de proteínas en la orina si se tiene diagnóstico de diabetes, Hipertensión Arterial, si se presenta obesidad o si algún familiar ha padecido enfermedad renal crónica.

COMENTARIOS