Seguinos en nuestras redes

Economía General

YPF deja atrás la baja de precios y vuelve a aumentar tarifas por segundo mes consecutivo

La petrolera estatal comandada por Miguel Galuccio retocó sus precios en un 0,9% a pesar de que el precio internacional del petróleo sigue en valores muy bajos

La empresa YPF volvió a aumentar el precio de sus naftas por segundo mes consecutivo, cuando aún resuena el anuncio de la presidenta, Cristina Fernández, al informar que la compañía reduciría sus tarifas de venta al público en diciembre pasado.

La reducción duró muy poco y no hubo anuncio presidencial por Twitter como ocurrió antes de la navidad de 2014. [pullquote position=”right”]YPF deja atrás la baja de precios y vuelve a aumentar tarifas por segundo mes consecutivo[/pullquote]

Esta vez, la actualización de sus precios se sumó a los pasos dados por la petroleras privadas -encabezadas por Shell- que retocaron sus tarifas en un 0,9% promedio. En febrero pasado, la empresa comandada por Miguel Galuccio aplicó una actualización del 0,8% en sus precios a lo largo del país.

El litro de Diesel en la ciudad de Buenos Aires pasará de $10,36 a $10,46, mientras que el litro de Euro se ubicará en 11,98 pesos. La nafta Súper escalará 11 centavos y se ubicará en $11,50 por litro, y la Infinia -la nafta Premium de la empresa- quedó levemente por debajo de la barrera de los $13 el litro, a 12,96 pesos.

Según confirmaron fuentes a Infobae, la empresa de bandera estatal -que es dueña del 55% del mercado- comenzó a actualizar los valores a partir de este miércoles a la madrugada.

Este aumento se produce a pesar de la caída que se da en el precio internacional del petróleo en los últimos meses. El barril de WTI se mantiene debajo de los u$s50, mientras que el barril de Brent se ubica en torno a los 57 dólares.

Economía

Más emisión: el Banco Central volvió a asistir al Tesoro en $60.000 millones

El ministerio de Economía continúa financiándose vía impresión de moneda de cara a las elecciones de noviembre

Tras la derrota electoral en las PASO, el Gobierno va a fondo y pondrá todos los pesos en la calle que hagan falta para lograr revertir la elección en noviembre. De esta forma, según publicó el Banco Central (BCRA), el 15 de septiembre se produjo una nueva transferencia de utilidades hacia el Tesoro de la Nación, en este caso por $ 60.000 millones.

La asistencia BCRA al Ministerio de Economía ya asciende a los $ 910.000 millones en lo que va del año con un dato que evidencia la estrategia del Gobierno: de ese número, solo $ 510 mil millones fueron enviados en el segundo semestre. Lo que demuestra una clara aceleración en la segunda parte del año, al que todavía le quedan 3 meses para finalizar.

Según estimaciones privadas, consultadas por El Cronista, el Gobierno podría solicitarle al Tesoro alrededor de $ 720.000 millones más de aquí a fin de año. Sin embargo, esa cifra puede incrementarse gracias a una maniobra contable que hizo el Tesoro el viernes pasado con los Derechos Especiales de Giro del FMI. Dicha estrategia, que le permite cancelar los adelantos transitorios y volver a solicitarlos, le dejaría disponer de un extra de $ 422.174 millones, ya sea para este año o el que viene.

Casualmente estos datos surgen días después de que la vicepresidente, Cristina Kirchner, difundiera una carta -tras la crisis política que provocó la presentación de renuncia por parte de varios ministros- en la que repudiaba la gestión económica de Martín Guzmán y pedía que se gaste hasta el último centavo establecido en el presupuesto. La emisión monetaria es el único recurso que tiene el Gobierno para cumplir con las demandas de Cristina.

El mercado manifiesta dos temores en relación a la fuerte emisión que se espera de cara al fin de año general y hasta las elecciones en particular: que presione sobre el dólar, y que ello a su vez tenga un impacto en la brecha cambiaria.

 

Con información de El Cronista

Continuar leyendo

Criptomonedas

Las financieras tradicionales asumen un rol protagónico en el mercado cripto

Su avance sobre el ecosistema lo terminará de convertir en un activo “maduro” e impulsará la creación de marcos regulatorios que faciliten su comercio.

Por Cripto247.com

Los servicios financieros enfocados en criptomonedas se han vuelto una herramienta clave para mantenerse a la vanguardia de la innovación financiera, y ya son pocas las financieras o bancos importantes que lo ignoran. Changpeng Zhao, CEO de Binance, advirtió que las instituciones tradicionales están comenzando a pisar fuerte en el mercado digital.

Los atributos de los activos digitales -particularmente de bitcoin (BTC)- ya han quedado a la vista de todos: inversores, bancos, financieras o inclusos estados nacionales. Para CZ, su avance sobre el ecosistema lo terminará de convertir en un activo “maduro” e impulsará la creación de marcos regulatorios que faciliten su comercio.

“Las instituciones financieras están llegando a lo grande. También vemos que los servicios financieros tradicionales de algunos de los nombres más importantes se trasladan al espacio, deslizó Zhao en diálogo con The South China Morning Post.

Si de regulaciones se trata, Binance ya tiene una amplia experiencia en negociar con organismos nacionales. El exchange ha enfrentado problemas con el Reino Unido, Japón, Sudáfrica o Singapur, y ha encontrado soluciones. La formación de una estructura específica para cada escenario, fue la solución más conciliadora.

“Hace cuatro años queríamos adoptar la descentralización, pero tenemos un exchange centralizado. Necesitamos un cambio. Necesitamos mejorar. Estamos haciendo esos cambios para facilitar que los reguladores trabajen con nosotros”, agregó el CEO.

Por último, el joven empresario fue consultado acerca de su opinión sobre las monedas digitales de banco central (CBDC) que ya tiene varios ejemplares en todo el mundo, como Bahamas, Suecia o Nigeria. Para Zhao, podrían ser una suerte de “puerta de entrada” al mercado cripto, aunque con la particular desventaja de tener un control gubernamental detrás.

 

Seguir leyendo:

Changpeng Zhao: “Más regulaciones son señales positivas de que la industria está madurando”
► Aumentan las presiones a la SEC para que apruebe los ETF de bitcoin
► Binance se pone a disposición de los organismos reguladores para trabajar por la regulación del mercado

 

Sumate a la comunidad Cripto247
Seguinos en TwitterInstagramFacebookYouTubeTelegram y enterate de todas las noticias del mundo cripto al instante.

Continuar leyendo

Economía

El documento que interpela a Cristina: “No hay manera de aumentar el gasto público”

La vicepresidenta de la Nación hizo pública su postura a favor de incrementar el gasto por parte del Estado. Sin embargo, su propuesta está en la médula de la decadencia económica argentina

La derrota electoral que sufrió el oficialismo en las PASO no sólo generó una crisis política interna que derivó en un cambio de Gabinete sino que dejó entrever las dificultades económicas que atraviesa el Estado y a las cuales debería enfrentarse el Gobierno actual; entre ellas, el creciente gasto público que no pareciera ser un tema a resolver para Cristina Kirchner.

En lo que va del 2021, los recurrentes desembolsos de dinero que realiza la gestión actual han aumentado respecto a años anteriores, a través de distintos mecanismos: la emisión de bonos del Tesoro que sólo permitieron renovar los vencimientos de deuda pública y la absorción por parte del Banco Central con Leliq y pases de aproximadamente la mitad de la emisión monetaria.

Estos datos quedaron reflejados en un informe que elaboró el Instituto de Desarrolo Social Argentino (IDESA), al comparar los primeros 7 meses del corriente año respecto al mismo período del 2020. En ese sentido, se desprendió que el gasto público primario (excluyendo el pago de intereses) aumentó un 34% que, ajustando por inflación, implica una caía del -8% en términos reales.

Por su parte, el gasto en prestaciones sociales (jubilaciones, asignaciones familiares y ayudas asistenciales) aumentó 21% que, ajustado por inflación, es una caída del -17%.

El gasto en subsidios a la luz, gas y transporte subió 80% por lo que, ajustando por inflación, implica un aumento de 29% en términos reales.

Estos datos muestran que el gasto público creció nominalmente, pero la alta inflación produjo una importante licuación en términos reales

El aumento nominal de gasto público no logra incrementos reales porque la inflación –producida por el propio aumento del gasto– lo licúa. Aumentando el gasto público –como demanda la vicepresidenta– lo único que hubiese provocado es una mayor inflación con caída de las prestaciones sociales y más fondos públicos en favor de familias de ingresos medios y altos a través de subsidios a las tarifas.

En este sentido, la vicepresidenta reúne un grupo de adeptos que defienden la idea de aumentar el gasto público. Es el reflejo de una opinión extendida en la sociedad argentina de que se puede gastar sin hacer el esfuerzo de pagar impuestos.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR