Sexo

Rienda suelta: ¿cuáles son las fantasías sexuales más comunes en las mujeres?

En algunos sectores de la sociedad sigue siendo un tabú, pero lo confiesen o no, las mujeres también tienen deseos sexuales y fantasean incluso a la hora de estar con su pareja. ¿Cuál es la tuya?

martes 10 de marzo de 2015 - 11:53 am

Durante mucho tiempo consideradas como tabú o incluso algo vergonzoso, hoy en día las mujeres asumen mucho mejor su sensualidad y fantasías sexuales como algo natural: un estudio de la Universidad de Vermont en los Estados Unidos arrojó que el 80% de las mujeres confesaron que fantasean durante la relación sexual, y el 90% utiliza las fantasías como una forma de excitarse durante la masturbación.

No es nada nuevo que la mujer pasa mucho más tiempo pensando las cosas en su cabeza, por lo que la presencia de fantasías, incluso mientras se está con la pareja, no es raro. Los hombres, en cambio, tienden a ser más visuales a la hora de tener relaciones.

 

Según lo recolectado en varias encuestas, revistas, y libros, el sitio Wradio de México armó este top 10 de fantasías sexuales femeninas:

1. Ceder el poder a un hombre dominante. Esta es la razón por la que, aunque criticadísimo, el libro de 50 Sombras de Grey tuvo tanto éxito. Ya sea a través de contratos formalizados o por acuerdo verbal, la mujer trata de asumir el papel de sumisa: accede a recibir órdenes e incluso experimentar el placer a través del dolor físico. Es meramente sexual, una mujer que disfruta ceder el control en la intimidad, difícilmente está dispuesta a aceptar la situación en la vida real.

2. Violaciones. Es una de las fantasías más comunes, pero la menos confesable. Un estudio llamado Women’s Erotic Rape Fantasies indicó que el 62% de las mujeres han tenido esta fantasía. En la imaginación se visualiza a un hombre guapo y desconocido que no puede controlar su deseo. En la fantasía ella es irresistible y quiere ser objeto de admiración erótica y necesidad sexual.

Esto no significa que ne la vida real estas mujeres deseen ser violentadas. La mujer se erotiza al pensar que su belleza puede hacer perder el control del hombre, pero no desean estar en verdadero peligro y ser lastimadas, eso no forma parte de la fantasía.

[pullquote position=”right”]Rienda suelta: ¿cuáles son las fantasías sexuales más comunes en las mujeres?[/pullquote]

3. La dominatrix. La mujer fantasea con tener el control de un esclavo erótico que satisface todas sus necesidades sexuales. No necesariamente incluye dolor o maltrato físico, puede centrarse solo en que la mujer sea la principal receptora de placer.

4. La exhibicionista. Más vieja que el tiempo, en esta fantasía ella busca ser vista mientras se tienen relaciones sexuales. La fantasía más común entre las mujeres en este rubro es tener un encuentro sexual en un club nocturno lleno de gente, ya sea con un stripper o algún mesero apuesto. Aunque peligroso hoy en día, este tipo de fantasías suele incluir también el morbo de ser grabadas.

5. La vouyerista. La fantasía de ver que otros tienen relaciones sexuales desde un lugar oculto es otra fantasía recurrente. También es frecuente imaginar en participar en actos sexuales mientras los vecinos observan.

6. Sexo en grupo. La idea de ser “muy estimulada” es otra de las fantasías que más tienen las mujeres. En la imaginación el placer se experimenta en distintas partes del cuerpo al mismo tiempo. Otra forma de excitación es pensar en la posibilidad de tener sexo con hombres y mujeres a la vez.

7. Fantasías lésbicas. Pero cuidado: los sueños o las fantasías lésbicas no implican que la mujer quiera llevar esas ideas a la realidad, ni una tendencia homosexual. La idea de tener relaciones sexuales con personas del mismo sexo es común y simplemente demuestra la curiosidad a lo desconocido. Esa curiosidad en la vida real puede no despertar ningún interés ni entusiasmo.

8. Sexo con desconocidos o personajes famosos. Tener sexo con un desconocido o, en el otro extremo, con un personaje famoso forma parte también del imaginario sexual femenino. Lo más excitante de este tipo de fantasías es el encuentro erótico inesperado, fugaz, sin compromiso. Que simplemente el personaje en cuestión la posea y luego desaparezca.

9. Recuerdo de encuentros pasado. Soñar un reencuentro lleno de pasión y desenfreno con un amor pasado es también habitual. El desenfreno que produce revivir una situación apasionada con un ex o amigo es una de las experiencias que la mujer más recrea en la mente. Obviamente esto no significa que desee regresar con el ex, simplemente es una forma de erotizarse.

10. Fantasías con la pareja. Aunque parezca que no, la fantasía más común es tener sexo con la pareja. El afrodisiaco más potente es el amor, por lo que con frecuencia la mente llena sus fantasías de esa persona particular.

También es recurrente en las mujeres imaginar tener sexo en lugares poco “comunes”: en el probador, en un ascensor, en el coche, en el agua, en un avión, en el cine, en sitios públicos, en lugares insólitos, en un tren, atados, en un hotel e incluso al aire libre.

Para los hombres, en cambio, esta es la “lista”:

  1. Sexo con dos o más mujeres
  2. Sexo con una desconocida.
  3. Exhibicionismo y voyerismo, ser mirado y mirar cuando se tiene relaciones.
  4. Que ellas se masturben para ellos.
  5. Sexo anal.
  6.  Cambiar roles de esclavitud y sadomasoquismo.
  7.  Dominio y experticia, alejado de todo concepto de sometimiento, más bien cercano a la idea de experto.
  8. Sexo con otro hombre, no bajo una mirada homosexual, sólo por experimentar.
  9. Sexo con alguien que no sea su pareja.
  10. Que ella sienta placer al realizar sexo oral, más allá de dar placer.

COMENTARIOS