Salud

Frutas y verduras: partes que no comemos pero que son buenas para la salud

Semillas, cáscaras, tallos son elementos que solemos desechar. Sin embargo, algunos esconden gran cantidad de nutrientes y beneficios para nuestra salud

domingo 8 de marzo de 2015 - 10:11 am

Como se sabe, come frutas y verduras son buenas tener y mantener una vida saludable. Sin embargo, al parecer no las estaríamos aprovehcnadoal máximo: es que hay partes que no solemos comer pero que están llenas de beneficios. [pullquote position=”right”]Frutas y verduras: partes que no comemos pero que son buenas para la salud[/pullquote]

El diario Huffington Post recopiló una serie de investigaciones que muestran cuan importante es lo que muchas veces desechamos.

Tallos de acelga: En los tallos de acelgas existen altos niveles de glutamina, un aminoácido fundamental en la curación del cuerpo y los procesos de reparación

Cáscara de manzana: Contiene quercetina, un antioxidante que ayuda a la salud de los pulmones y el cerebro. Además, esta parte de la manzana contiene más fibra y vitaminas que el interior de la fruta

Cáscara de naranja: Un químico presente en la cáscara de las naranjas y otras frutas cítricas similares puede ayudar a reducir el colesterol. De hecho, su efecto sería incluso más fuerte que algunos medicamentos.

Hojas y tallos de remolachas: Son una importante fuente de fibra, calcio y hierro, además de contener vitaminas A y K.

Cáscara de sandía: Esta corteza contiene un aminoácido llamado L- citrulina, el cual mejora el rendimiento deportivo y alivia el dolor muscular. También contiene citrulina, que ayuda a eliminar el nitrógeno de la sangre.

Hojas de rábano: Tienen alto contenido de vitaminas A y K, además de ser una buena fuente de fibra, hierro, potasio y otros nutrientes.

Cáscara de papa: Tiene más fibra y contiene una gran cantidad de vitaminas del complejo B, vitamina C, hierro, calcio y potasio, entre otros nutrientes.

Semillas de zapallo: La mitad de una taza contiene la ingesta diaria recomendada de magnesio, que reduce el riesgo de problemas al corazón, osteoporosis y dolores de cabeza. Además, son ricas en hierro, proteínas y fitoesteroles, que ayudan a disminuir el “colesterol malo”.

COMENTARIOS