Tecnología Social

“Dieta Digital”: los 4 pasos para dejar de consumir tecnología en exceso

Daniel Sieberg desarrolló la idea de "Dieta Digital" porque asegura que muchos utilizan la tecnología de un modo erróneo y en excesiva cantidad. Asimismo, propone cuatro pasos para saber cómo lograr el equilibrio

sábado 7 de marzo de 2015 - 1:51 pm

Daniel Sieberg, director de Estrategias de Difusión de Google, manifestó que su mujer lo llamaba “bicho de luz” porque siempre se iba a dormir con un dispositivo prendido a la cama, ocupado en probar dispositivos tecnológicos y todo tipo de gadgets. Hasta que en un festejo de Navidad observó que mientras estaba “conectado” con el mundo y la tecnología, se quedaba al margen de las conversaciones de su familia.

A partir de aquél episodio comenzó a investigar sobre las adicciones a Internet y así desarrolló el concepto de “Dieta Digital”, que consiste en lograr administrar de un modo eficiente la cantidad de tiempo que usamos los aparatos digitales del mismo modo que una persona que tiene exceso de peso debe administrar la cantidad y la calidad de alimentos que consume.

The Digital Diet: The 4-step plan to break your tech addiction and regain balance in your life (La dieta digital: El plan de 4 pasos para romper con su adicción a la tecnología y recuperar el equilibrio en su vida) es el libro de Sietberg, donde propone cuatro pasos para lograr utilizar de un modo equilibrado la tecnología.

Primer paso: Pensar

Tomar conciencia es la idea del primer paso. Consiste en observar cuánto tiempo de la vida uno pasa en Internet y que es lo que se está sacrificando por ese tiempo.

Segundo paso: Reiniciar

Alejarse un tiempo de la tecnología es el fin de este segundo paso. Es la etapa de la desintoxicación. El autor recomienda que se empieza un fin de semana. Para ello, aconseja alejar la tentación y guardar todos los dispositivos tecnológicos en algún sitio donde no se vean. Luego, hay que confiarle las contraseñas a algún amigo, que deberá cambiar las claves por unas nuevas y desconocidas por el practicante del retiro, quien deberá grabar un mensaje disculpándose por estar ausente y sólo podrá revisar los mails una vez al día.

Tercer paso: Reconectar

Este paso consiste en plantear un plan de horas. Es decir, determinar la cantidad de horas que uno va a pasar con los dispositivos tecnológicos. Sin embargo, la decisión debe ser balanceada. No se debe pasar mucho tiempo como antes y tampoco irse al extremo como en el segundo paso.

Cuarto paso: Reactivar

Reactivarse en el “mundo real”, es la meta final de esta serie de pasos a seguir. Reactivar las relaciones personales que fueron abandonadas por la tecnología. El objetivo es que una vez llegado a este momento uno no tenga la ansiedad que le genera la tecnología, es decir poder compartir un momento con alguien sin necesidad de estar online todo el tiempo.

 

 

COMENTARIOS