Política

El Gobierno compró 26 aviones hidrantes, pero sólo usó 6 para combatir el incendio en Chubut

A fines de 2012, la Presidenta anunció una inversión de $57 millones para comprar las aeronaves. Sin embargo, en la provincia denunciaron falta de aeronaves e instrumentos para combatir el fuego

miércoles 4 de marzo de 2015 - 7:04 pm

En 2012 la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, anunció la compra de 26 aviones hidrantes, de los cuáles sólo 6 fueron utilizados en Chubut, que enfrenta uno de los peores incendios forestales de la historia argentina. [pullquote]El Gobierno utilizó 6 de los 26 aviones hidrantes que posee para frenar el incendio en Chubut[/pullquote]

“A los que quieren provocar incendios, acá tienen una brigadista”, anunció la Presidenta el 28 de diciembre de 2012, al presentar la compra de 26 aviones hidrantes por 57 millones de pesos.

Jorge Barrionuevo, ex titular del Sistema Federal del Manejo del Fuego, fue despedido de su cargo por “inoperancia”, debido a la mala distribución de los aviones hidrantes. Apenas seis de los aviones son utilizados en el combate contra el fuego en Chubut, mientras que de los 20 restantes, hay 13 repartidos en otras provincias del país y 7 dedicados a tareas de mera observación. Es decir que no son usados para apagar el fuego.

Días atrás los brigadistas denunciaron falta de instrumental para combatir el fuego. “El Estado nos provee la ropa ignífuga, pero cuando se expone a altas temperaturas, se encoje toda. Además solo tenemos 6 aviones hidrantes”, aseguró Rubén Solís, miembro de la brigada.

La explicación oficial es que se utilizan pocas aeronaves porque no están en condiciones de sobrevolar las llamas por el espeso humo negro que se desprende del fuego. Sin embargo, Daniel Bocos ex coordinador del Plan Nacional de Manejo del Fuego, aseguró que existió un mal manejo en la previsión de este tipo de siniestros. “En los últimos años, desde mi punto de vista, tanto desde el Estado nacional como de los estados provinciales se había caído en una cierta desidia”.

Las llamas ya afectaron 34.000 hecáareas de bosque, una superficie mayor a la que ocupa toda la Ciudad de Buenos Aires.

COMENTARIOS