Sociedad

Inundaciones en Córdoba: 2.000 evacuados y dos pueblos tragados por el agua

Las localidades más comprometidas eran Balnearia, en el noreste, e Idiazábal, en el sureste, que quedaron completamente bajo el agua y se habían convertido en pueblos fantasmas, con dos metros de agua en los cascos urbanos

miércoles 4 de marzo de 2015 - 11:08 am

El gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, informó hoy que había unos 2.000 evacuados en la provincia, como consecuencia de las inundaciones que han provocado una “verdadera catástrofe”, muchos de los cuales vivían en dos pueblos que debieron ser completamente abandonados.

Las lluvias, que desde el pasado 15 de febrero eran prácticamente constantes en distintas zonas de la provincia, habían dado “una tregua”, pero en las próximas horas se esperaban nuevas precipitaciones, dijo. De la Sota aseguró que la provincia ya tiene “un programa de reconstrucción de viviendas” y señaló que esperaban para hoy “una respuesta” del gobierno nacional.

“Si hoy tuviéramos una respuesta a las propuestas que hemos hecho al gobierno federal, podríamos contar con fondos para hacerlo más rápidamente, pero si no se diera, con recursos de la provincia” se iniciarán los planes de “autoconstrucción” cuando bajen las aguas, afirmó. En declaraciones a radio Continental, precisó que “hasta anoche eran unos 2.000” los evacuados, quienes se encontraban “sanitariamente muy bien, controlados”.

Los fuertes temporales de lluvia que se iniciaron a mediados de febrero causaron nueve muertos, en tanto que la creciente de los ríos arrasó con viviendas e infraestructuras como puentes, rutas, acueductos, tendido eléctrico, entre otros daños.

Las localidades más comprometidas eran Balnearia, en el noreste, e Idiazábal, en el sureste, que quedaron completamente bajo el agua y se habían convertido en pueblos fantasmas, con dos metros de agua en los cascos urbanos.

Balnearia, próxima a la laguna Mar Chiquita, se encontraba “entera bajo el agua” por lo que había “muchísimos evacuados” y hoy continuaba “saliendo agua de los campos que va hacia allá”, manifestó. Idiazábal, próxima a Bell Ville, vive “una tragedia”, dijo, ya que “todos los vecinos” estaban siendo trasladados a la vecina localidad de Ordóñez, “pero también empezó a inundarse”, de forma tal estaban siendo llevados a La Laguna, también en la misma zona.

COMENTARIOS