Economía

La política de esterilización y el dólar estable dejaría sin utilidades al Banco Central

En 2014 el BCRA transfirió $161.000 millones al sector público para colaborar con el cumplimiento de erogaciones que superan a sus ingresos, pero este año sus recursos imposibilitarían tal posibilidad

miércoles 4 de marzo de 2015 - 9:10 am

De acuerdo a estudios de consultoras privadas, el acelerado ritmo de esterilización de pesos a través de Lebac ayuda a contener la cotización del dólar blue, pero no está exento de costos para el Banco Central (BCRA).
[pullquote position=”right”]La política de esterilización y el dólar estable dejaría sin utilidades al Banco Central[/pullquote]

Según varios análisis, de mantenerse la política de dólar estable y absorción de pesos al máximo durante todo el año, la autoridad monetaria no obtendría ganancias durante 2015 y se quedaría así con menos recursos para transferir al Tesoro.

“Hoy las Lebac son necesarias para mantener a raya la expansión monetaria y así evitar problemas cambiarios. Complementadas, claro con el dólar ahorro que todos los meses ayuda a mantener la brecha cambiaria, porque con las letras solas no alcanza”, sostuvo Martín Polo, economista jefe de Analytica.

En 2014 el BCRA transfirió $161.000 millones al sector público para colaborar con el cumplimiento de erogaciones que superan a sus ingresos. De esa cifra, cerca de dos tercios fueron “adelantos transitorios” (préstamos que hace el Central al Tesoro) y el resto transferencias de utilidades obtenidas en el ejercicio 2013.

Las ganancias del BCRA suelen provenir, principalmente, por las variaciones en las cotizaciones de sus activos. O, en otras palabras, de la devaluación del peso.

De mantenerse las condiciones actuales, el Estudio Bein anticipó que el BCRA pagará $85.355 millones en intereses de Lebac, mientras que la leve variación del dólar reportaría ganancias contables por sólo $88.796 millones.

Considerando todos los factores que determinan al balance de la autoridad monetaria, el resultado de este año caería a $7,856 millones.

“Esto obligaría al nuevo Gobierno a reducir el déficit o tomar deuda para cubrir esto. Nada trágico, pero te vuelve más acotadas las posibilidades de financiamiento”, explicó Marina Dal Poggetto, del Estudio Bein.

COMENTARIOS