La pelea con los holdouts

El juez Griesa recibió más reclamos contra la Argentina por u$s 6.000 millones

Al nuevo monto se le deben agregar los casi 1.700 millones de NML Capital y Aurelius, producto del fallo original del juez de Nueva York, más intereses

martes 3 de marzo de 2015 - 6:24 am

La deuda impaga presentada ayer por holdouts, para reclamar el mismo fallo favorable que otorgó derechos a los fondos NML Capital y Aurelius por 1.330 millones de dólares, se ubica en el orden de los 6 mil millones de dólares, según reportes internacionales.
[pullquote position=”right”]El juez Griesa recibió más reclamos contra la Argentina por u$s 6.000 millones[/pullquote]

De esta forma el monto total que la Argentina deberá renegociar con acreedores que no ingresaron a los canjes 2005 y 2010 se aproxima a los 8 mil millones de dólares.

A los 6 mil millones de dólares presentados se le debe agregar los casi 1.700 millones de NML Capital y Aurelius, producto de unos 1.330 millones del fallo original del juez Thomas Griesa más intereses.

El monto total requerido corresponde a 150 acciones judiciales diferentes, efectuadas por fondos de inversión, acciones de clase y acciones de clase minoristas, de acuerdo a la categoría con la que fueron ingresadas.

Cabe apuntar que dentro de estas presentaciones existen nuevas posiciones del fondo NML Capital. Las presentaciones fueron realizadas bajo la calificación judicial de “Me Too” (“a mí también”), que permite el reclamo de una sentencia similar a una ya dictada cuando se considera que las condiciones jurídicas son semejantes.

El juez de Nueva York había impuesto que hoy vencía el plazo para que los holdouts con títulos de iguales características a los tenían NML Capital y Aurelius.

La Argentina tendrá hasta el 17 de marzo para objetar estas presentaciones, los holdouts tendrán plazo hasta el 7 de abril para un nuevo descargo y para fines de ese mes se espera la resolución de Griesa.

El Gobierno de Cristina Fernández condicionó cualquier tipo de acuerdo con holdouts que ya tienen sentencia favorable de la Justicia de Estados Unidos a una negociación que incluya a todos los acreedores que no aceptaron las reestructuraciones de 2005 y 2010.

En tanto, mañana Griesa encabezará una audiencia en la que nuevamente habilitará a que Citigroup procese pagos de bonos bajo ley argentina, tal como viene sucediendo desde que inmovilizó los fondos asignados a títulos con legislación extranjera.

COMENTARIOS