Política

¿Cristina Kirchner comenzó su “autogolpe”?

Las críticas lanzadas este fin de semana contra el titular de la Corte Suprema de Justicia se suman a las acusaciones de presunto "golpe" del "Partido Judicial" que describió en su carta sobre la marcha del 18F. Cuál es el objetivo de este "autogolpe"

martes 3 de marzo de 2015 - 5:28 am

“Hay un grupo de tareas desestabilizante con un general que no lo nombra nadie, que es el general Lorenzetti”. Esta frase lanzada por el diputado del Frente para la Victoria Juan Manuel Pedrini fue el puntapié inicial de una serie de críticas lanzadas desde el oficialismo contra el Poder Judicial, en el marco de una masiva marcha convocada por un grupo de fiscales federales.

El segundo capítulo llegó con la carta escrita por la propia presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, haciendo alusión a un presunto “bautismo de fuego del Partido Judicial” tras la movilización a Plaza de Mayo del pasado 18 de febrero. “Ya no se trata de golpes violentos que interrumpen el funcionamiento de las instituciones y de la Constitución. La modalidad es más sofisticada. Articula con los poderes económicos concentrados y fundamentalmente con el aparato mediático monopólico, intentando desestabilizar al Poder Ejecutivo y desconociendo las decisiones del Legislativo. O sea, un súper poder por encima de las instituciones surgidas del voto popular”, escribió la jefa de Estado, en referencia al Poder Judicial. [pullquote position=”right”]¿Cristina Kirchner comenzó su “autogolpe”?[/pullquote]

En este marco, fue la voz de la diputada nacional Elisa Carrió la que salió a alertar sobre un posible “autogolpe” por parte de Cristina Fernández durante la apertura de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación. “A mí no me van a meter en un golpe”, adelantó la titular de la Coalición Cívica, en medio de confusión generalizada por sus declaraciones.

Sin embargo, los hechos de los últimos días ayudaron a comprender -aunque no a confirmar- lo que advirtió Carrió. Los ataques al Poder Judicial replicaron la tesis sobre un presunto intento golpista a través de decisiones judiciales. En la víspera de las elecciones, el kirchnerismo se cuidó de buscar un enemigo que no compita en las urnas y pueda canalizar en favor propio las críticas recibidas desde el Gobierno. De esta manera, en su discurso del domingo, la Presidenta repitió el destinatario de sus dardos retóricos: la Justicia. En especial, el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.

La alusión al principal representante del Poder Judicial el último domingo no fue azarosa y pareció dirigida con libreto. Segundos antes de nombrar a la Corte en su discurso ante el Congreso, las cámaras que transmitían la cadena nacional “poncharon” a Lorenzetti y se quedaron con él, captando la reacción ante las declaraciones presidenciales. El magistrado atinó a hacer un pequeño gesto de reprobación con su mano que alcanzó para que fuera replicado en los medios de comunicación, alimentando así la versión de un supuesto enfrentamiento de poderes, fogoneado desde el propio Ejecutivo.

A siete meses del cambio de manos del bastón presidencial, la primera mandataria percibe que el juez federal Claudio Bonadío está dispuesto a avanzar en la causa que sigue por presunto lavado de dinero en Hotesur, uno de los complejos de la familia presidencial en Santa Cruz. En una suerte de defensa a la antigua, Cristina decidió atacar antes de sufrir una nueva estocada judicial. Estas últimas semanas Cristina plantó la semilla de lo que sería su principal argumento ante un fallo desfavorable: el “Partido Judicial” busca realizar un “golpe” contra el Gobierno.

COMENTARIOS