Reservas del BCRA

Argentina y Venezuela: Líderes en la región en la pérdida de reservas

Bajaron u$s12.600 millones y u$s8.140 respectivamente. Los abultados superávit fueron insuficientes para sumar dólares en los bancos centrales

viernes 27 de diciembre de 2013 - 6:05 am

Argentina y Venezuela son los países  de la región que registran la mayor pérdida de divisas en sus arcas con u$s20.400 millones y u$s37.140 respectivamente a pesar de sus inusuales superavits del 29 y 27%, respectivamente.

Los datos del Centro de Economía Internacional, dependiente de la Cancillería de la Nación, advirtieron que a diferencia de Argentina y Venezuela, países como Paraguay, Uruguay y México, pese a registrar recurrentes déficit comerciales, lograron acrecentar las tenencias de oro y divisas en sus bancos centrales.

Los valores negativos se potencian en términos netos a más de u$s86.700 millones para la Argentina y u$s227.300 millones para Venezuela, si se toman en cuenta las posiciones de reservas que tenían sus bancos centrales a fines de 2007, cuando asumió la presidencia la actual mandataria Cristina Fernández y las divisas que generaron sus respectivos intercambios comerciales con el resto del mundo.

Gran parte de los países se han centrado en mantener una posición relevante de moneda extranjera como reserva de valor para enfrentar contingencias en sus balanzas de pagos por fracaso de sus cosechas o de crisis sistémicas de precios de exportación. [pullquote position=”right”]Argentina y Venezuela fueron líderes en la región en la pérdida de reservas[/pullquote]

Quizás este sea la principal diferencia con Argentina y Venezuela con políticas de Estado imperfectas en cuanto a la acumulación de reservas en tiempos de “vacas gordas”. Ambos países, además, comparten la mayor amplitud entre la brecha de los precios del tipo oficial y el libre.

Los datos completos de las tenencias de reservas en oro y divisas de las 127 naciones que a fines de 2012 acumulaban en sus bancos centrales más de u$s1.000 millones, mostraron un aumento agregado respecto de 2011 de unos u$s800 mil millones, casi 7% de crecimiento, a u$s11,5 billones (millones de millones), con 90 que superaron el nivel previo y 29 que cayeron, o se estancaron, como registró la Argentina.

En 2013, los datos disponibles para la Argentina y Venezuela indican que los dos pasarán a integrarse a ese pelotón de países que ven esfumarse sus tenencias de divisas.

 

 

sino queresponden claramente a políticas de estado que demuestran la total carencia de vocación por la acumulación de reservas en los tiempos de “vacas gordas” y evitar tensiones en sus respectivos mercados de cambios. Estos comparten también el liderazgo en la amplitud entre la brecha de los precios del tipo oficial y el libre.

COMENTARIOS