Hackers

5 consejos para proteger tu información en una computadora pública

En vacaciones, muchas veces tendemos a usar máquinas en cibers o redes de Wi-Fi públicas para mantenernos en contacto o realizar movimientos de urgencia. Si necesitas hacerlo, tené en cuenta estos consejos

viernes 20 de febrero de 2015 - 1:10 pm

No importa que no tengas fotos prohibidas ni videos triple X en la nube o en tu computadora, nunca es bueno facilitarle el trabajo a los hackers para que accedan a nuestros datos. Por eso, a la hora de usar una red Wi-Fi pública, y especialmente una computadora pública, tené en cuenta estas 5 precauciones:

No compartas información sensible

Hay información delicada que, a menos que sea urgente, no se debe de compartir. Esto, y aunque algunos datos suenen algo tontos, incluye tu nombre completo, dirección, teléfono, fecha de nacimiento o información de cuentas bancarias. Las computadoras públicas suelen tener programas que rastrean de manera permanente las actividades que se realizan en ellas, por lo que extraer tu información privada podría resultar bastante sencillo.

Tratá de no realizar transferencias electrónicas

Este paso va ligado al anterior. A la hora de usar los portales de bancos, en los que se tiene acceso a dinero a través de transferencias electrónicas, podría dejar tu dinero en bandeja de plata para que alguien más pueda tener acceso a él.

No iniciar sesión en sitios que contienen información delicada

Al iniciar sesión en cualquier perfil que cuente con información delicada, como bancos, redes sociales o mail, estás proporcionando tu nombre de usuario y contraseña. Evita hacerlo. Si de plano es muy necesario que inicies sesión en alguno de tus cuentas de redes sociales o bancos, hazlo desde una pestaña de “Incógnito” en Google Chrome para tratar de protegerte un poco más de posibles violaciones a tus cuentas.

No dejes la sesión de tu cuenta de mail o redes sociales abierta

Ok, no tuviste opción y era urgente que ingresaras a un sitio que compromete tu información. Para empezar, utilzá una pestaña de incógnito de Google Chrome, y asegurate de cerrar tus cuentas y sesiones de cada uno de los sitios a los que ingresaste durante su uso para que la próxima persona que use esa computadora no tenga la puerta abierta a tu información privada.

No la uses por mucho tiempo

Las computadoras públicas deberían ser solo una salida viable para emergencias, y no para uso regular. Usándolas únicamente durante unos minutos y evita que entren en acción programas que pueden rastrear tu actividad en este tipo de equipos.

COMENTARIOS