Acuerdo con China

Acuerdo con China: la UIA lanzó duras críticas y exigen una audiencia con Cristina Kirchner

Industriales cuestionaron la adjudicación directa de las obras y que se permita el ingreso de mano de obra desde China

miércoles 11 de febrero de 2015 - 6:57 am

En la esperada reunión del comité ejecutivo de la Unión Industrial en la que se definiría la posición respecto a los acuerdos con China, hubo roces pero en tono civilizado. Y el que fue un sencillo almuerzo provisto por el delivery de la zona, que se extendió tres horas, terminó con un comunicado en el que se insiste en las críticas, se reclama participación del sector privado en las negociaciones y se le pide audiencia a Cristina.

La reunión estuvo precedida por un choque entre quienes se opusieron al acuerdo con China que ya cuenta con media sanción del Senado y da el marco a los negocios que se concretaron en la gira presidencial a Beijing y quienes lo aceptan sin titubeos. En las últimas semanas, el jefe de la UIA, Héctor Méndez y el secretario de la entidad José de Mendiguren, llevaron la voz cantante de los críticos. Juan Carlos Lascurain, vice de ADIMRA (industriales metalúrgicos), la del apoyo. Con una posición intermedia se ubicó la Copal, que aglutina a alimenticias. Daniel Funes de Rioja lo explicó de este modo: “Nadie puede no avalar la integración con China. La industria de alimentos argentina exporta por US$ 30.000 millones e importa por apenas US$ 1.000 millones y buscamos venderles con mayor valor agregado”. En la misma línea se expresó José Urtubey: “Hay que impulsar un comercio complementario”.

El comunicado se centrara en los polémicos artículos 5 y 6 del acuerdo que el oficialismo apura ahora en la Cámara de Diputados. “Son los relativos a la adjudicación directa de obras de infraestructura que cuenten con financiamiento de origen chino y a las condiciones de ingreso de mano de obra de dicho país. Ambas cuestiones podrían afectar la provisión local de bienes y servicios”, indicaron.

Durante el encuentro, alguien se tentó de hacerle notar a Lascurain que un acuerdo como el de China, que implica importación de equipos, puede afectar a sus asociados como el grupo Pescarmona, líder en turbinas y hoy en serios problemas. “Los problemas de Pescarmona no tienen que ver con China, son deudas contraídas en otros lugares”, se atajó al recalcar que las represas de Santa Cruz o las usinas atómicas representan una oportunidad por US$ 17.000 millones. Pocos le creyeron. Lascurain recalcó que hoy lo confirmará con el ministro de Vido.

COMENTARIOS