Detrás de escena

Una reconocida periodista denunció “censura política” en un programa de TV

La periodista Nancy Pazos apuntó a Canal 9, luego de que "bajaran" una entrevista a ella en el programa Implacables. Como respuesta, escribió un comunicado titulado "La censura no es solo K"

lunes 23 de diciembre de 2013 - 2:36 pm

La periodista Nancy Pazos denunció haber sufrido una “censura política” por parte de un programa de televisión, que la había invitado a una entrevista pero que finalmente le bajó la invitación por decisiones de la “gerencia”.

“A último momento me avisaron que ‘por razones de índole político bajadas de la gerencia (comercial???) del canal me pedían mil disculpas pero tenían que cancelar la cita'”, contó Pazos, sobre su frustrada participación en el programa “Implacables”, que conducen Carlos Monti y Susana Rocasalvo.

La ex esposa del senador del Pro Diego Santilli relató en Facebook que “por influencia económica-política” la “bajaron” del programa y aclaró que “no fueron los K”. [pullquote position=”right”]Una reconocida periodista denunció “censura política” en un programa de TV[/pullquote]

“Yo solamente quería contar que en enero volvería a hacer radio en Pinamar en la Radio de Badía y promocionar mi empresa Estilo Bebé, pero no pudo ser… Qué insólito sería terminar pasando el chivo en 6,7,8… Pero en rigor, como no estoy en ningún bando claramente quedé en el medio de la balacera… son todos iguales!!!”, explicó en su perfil en la red social.

En este sentido, agregó: “Quiero decir con todas las letras que conozco perfectamente el mecanismo no convencional por el que en ese mismo canal hay políticos de la oposición que aparecen y otros que no”.

La periodista publicó un texto bajo el título “La censura no es solo K” donde explica todo el episodio:

Para todos aquellos que se solidarizaron y sacaron conclusiones, para todos aquellos que se olvidaron del hoy por vos mañana por mí y sobre todo para quienes me hicieron reflexionar sobre el por qué no decir cuál fue el canal y el programa en el que fui invitada con muchísima anticipación y en el que a último momento me avisaron que “por razones de índole político bajadas de la gerencia (comercial???) del canal me pedían mil disculpas pero tenían que cancelar la cita” les digo con todas las letras lo que muchos entendieron con sólo leer mis publicaciones anteriores en este mismo face.

El pasado miércoles 18 de diciembre fui a Telefé y me entrevistaron Verónica Lozano y Leo Montero. Esa misma tarde tenía que concurrir a Canal 9 al programa Implacables que conducen Susana Roccasalvo y Carlos Monti.

Estuve en Telefé pero no fui a Canal 9. Desde ya agradezco a la producción y a mis colegas los conductores de Implacables que los sé personas de bien y no es momento para poner en juego el trabajo de nadie.

Ahora bien, quiero decir con todas las letras que conozco perfectamente el mecanismo no convencional por el que en ese mismo canal hay políticos de la oposición que aparecen y otros que no.

Espero realmente que todo haya sido una confusión y de hecho tiene tanto el canal como el programa mi agenda abierta hasta el 31 para volverme a invitar ya que sólo quería hablar de mi próximo programa este verano en Pinamar en la radio de Badía, del libro que estoy investigando para publicar en algunos meses y de mi empresa de ajuares de nacimiento Estilo Bebé.

No era mi intención hablar de política y tampoco de mis temas personales que están inexorablemente ligados. Pero mi conducta ética me inhibe de condicionar los temas de los reportajes y además no tengo el poder ni el dinero para hacerlo así que acepto las reglas de juego: hablo de lo que me interesa y me dejo preguntar sobre lo que les interesa a los colegas que, en general y por lógica, se preocupan por lo que fue uno de los peores años de mi vida…

Yo soy una persona de códigos. Y de códigos de barrio, no de mafia: de esos códigos por los cuales uno ante todo defiende el corazón y las cabecitas de esos tres seres divinos que eligieron ser mis hijos.

Pero hay límites. Y un límite muy claro y preciso es el derecho a volver a ejercer mi profesión que como todos saben elegí postergar por amor a mi familia. Por eso denuncio a quienes recurren a relaciones político-comerciales para evitar mi presencia en los medios.

Ahora que recuerdo creo que los productores de Chiche Gelblung que me llamaba una vez cada quince días para hablar de todo un poco desde que cambió mi condición civil se olvidaron de mí… Extraño, no? Era mejor analista política cuando estaba en concubinato con un político que hoy?

Muchos se preguntarán por qué cuento todo esto ahora y no lo hice el miércoles. Simplemente porque al principio creí que podía ser una equivocación Me negaba a ver la realidad (mecanismo que después de un año intenso de terapia logré darme cuenta que utilicé en los últimos años de mi vida porque el amor inexorablemente te ciega). Y dije que si así era que me demostraran que estaba errada volviéndome a invitar.

Pues hasta hoy domingo 22 de diciembre de 2013 no tuve novedades. Puedo sobrevivir obviamente y lo haré con la frente alta como toda mi vida. Pero ustedes como seguidores, ex oyentes, televidentes y lectores de mis 25 años profesionales merecen que les diga exactamente lo que sucedió.

Sin nombres, contactos ni montos que guardo bajo estricto secreto profesional.

Y esto es lo último que diré sobre el tema. Lo único que persigo es poder volver a ganarme la vida dignamente con mi profesión. Tengo empresas comerciales y soy asesora, pero como todo periodista de raza los medios y la comunicación son mi pasión. Y censurarme es querer matarme. Pero por suerte para mis hijos amo vivir y estoy viva, más viva que nunca para defender nuestro derecho a ser libre y felíz.

COMENTARIOS