Agenda política

En China, Cristina Kirchner intentará tomar distancia del caso Nisman

Hasta pasado mañana, la presidenta intentará tomar distancia del caso Nisman, que le preocupa, y anunciar desde la gran capital china, bien lejos, sólo buenas noticias

martes 3 de febrero de 2015 - 6:52 am

El propósito de Cristina es firmar una decena de convenios comerciales y de inversión, en energía, minería y agricultura, profundizar los acuerdos sellados con su par Xi Jinping en julio último en Buenos Aires y fortalecer la alianza estratégica.

Cuando llegó la Presidenta, ya oscurecía, hacía dos grados y la niebla tapaba los imponentes paisajes: la plaza de Tiananmen, la Ciudad Prohibida, el Templo del Cielo y el Palacio de Verano. Un dato pone en duda si Cristina Kirchner realmente tipea sus propios tuits o no. Tras su arribo, su cuenta de Twitter posteó: “I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E arreglo floral”. Y le agradecía el obsequio a su anfitrión, el presidente Xi Jinping. La curiosidad es que el gobierno chino bloqueó todos los sitios de Google, como Gmail y YouTube, además de Twitter y Facebook y miles de páginas, en una censura por Internet. Es imposible acceder a ellos en China. ¿Cómo hizo la mandataria? ¿Se escribieron en Buenos Aires o se los desbloquearon a ella?

Leer más en: ¿Cómo hizo Cristina para usar Twitter y Facebook desde China?

Hoy comenzará la visita de Estado. Cristina se reunirá en el Saint Regis con empresarios chinos. Recibirá a los de Gezhouba Group Company Limited, socia de Electroingeniería en la construcción de las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner, en Santa Cruz.

También estará con China Energy Engineering Company Group Limited, con Atanor SCA y con Huapont-Nutrichem Company Limited, luego de lo cual recibirá a 30 empresarios chinos y dará su primer discurso público.

Mañana cerrará el Foro Empresarial Chino Argentino, con 100 ejecutivos argentinos y 300 chinos. De allí se trasladará al mítico Palacio del Pueblo, donde tendrá la esperada reunión bilateral con su par de China, Xi Jinping,

Repasarán los 20 convenios firmados en julio por 18.000 millones de dólares, la apertura del mercado a productos argentinos, la construcción de represas, la recuperación del Belgrano Cargas y el intercambio de monedas (swap) por US$ 11.000 millones dirigido a fortalecer las reservas del Banco Central y que China se abastezca de soja, como con otros países de América latina se abastece de petróleo (Brasil y Venezuela) o de cobre (Chile y Perú).

Tras una cena de honor, abrirán una videoconferencia a las 21 -once horas menos en la Argentina- con Santa Cruz, para firmar con Gezhouba el inicio de obra de las represas. Un consorcio de tres bancos chinos liberó el primer tramo de 287 millones de dólares de un crédito de 4700 millones hasta 2020. El ministro de Planificación, Julio De Vido, está en Pekín desde el jueves para ese anuncio.

El ministro firmará además tres acuerdos de cooperación. Uno en el tema nuclear, para construir Atucha III con asistencia financiera y equipamiento chinos. Otro será de minería, y el tercero, de cooperación aeroespacial. No tiene relación con la base de observación espacial lunar en Neuquén, que despertó controversias por su posible uso militar y cuya eximición impositiva aprobó el Senado, pero aún no Diputados.

COMENTARIOS