Política

Cristina ya se encuentra en Marruecos, primera escala en su viaje a China

La primera mandataria llegará el lunes al país asiático, donde se reunirá con su par, Xi Jinping. Hoy narró todas sus impresiones en una serie de mensajes en las redes sociales

sábado 31 de enero de 2015 - 6:56 pm

La presidenta Cristina Fernández narró hoy mediante sus cuentas en las redes sociales Twitter y Facebook su llegada a Marruecos, en su escala rumbo a China, donde será recibida por Xi Jinping. [pullquote position=”right”]Cristina ya se encuentra en Marruecos, primera escala en su viaje a China[/pullquote]

“Argentina. Marruecos. China. ¿Dakar Global? Imposible, y menos en silla de ruedas por tobillo fracturado”, escribió la Presidenta que mencionó que el viaje a la República Popular China retribuye la visita de Xi Jinping al país y profundiza la “Alianza Estratégica Integral de Argentina con la economía más grande del mundo”.

La Presidenta escribió que esto era “Impensable sólo hace 60 años atrás. ¿Impensable qué? Los cambios operados en la Aldea Global”.

“En 1949 Mao, El Gran Timonel, dirigiendo a un gran pueblo, llegaba al final de la larga Marcha de la Revolución y empezaba otra: Convertir a un país milenario, con demografía geométrica y pobreza inenarrable en lo que es hoy, la mayor economía mundial. Producto de la construcción de un modelo propio de crecimiento y desarrollo”, mencionó.

La Presidenta contó que llegó a Marruecos a las “10.30 hora local. Como siempre, la hospitalidad y la cordialidad, el signo distintivo. Al pie del avión dos altísimos marroquíes con sus trajes típicos me recibieron con dátiles, leche de vaca Samir c/ gotas de azahar…”.

“Y rampas. Rampas por todos lados. Todavía debo desplazarme con la silla. Ya empecé la rehabilitación y estoy caminando tramos muy cortos con la bota… me ayudan uno de cada lado. El médico me dice que el martes tendría que dejarla… Igual me recomienda que si los trayectos son muy largos me desplace con la silla. Veremos…”, completó La Presidenta agregó: “De cualquier manera, con silla o sin silla, con bota o sin bota, China nos espera. Y la agenda es más que importante…”.

“Son las 19.22 hs y por la ventana entra el sonido inconfundible de un rezo. Me dicen que es la quinta y última oración del día… Marruecos. Un país fascinante y una identidad cultural exquisita”, finalizó.

 

DyN

COMENTARIOS