Sociedad

Confirmaron el mito: hombres y mujeres no pueden ser sólo amigos

Un estudio realizado en Noruega llegó a la conclusión que las mujeres interpretan las señales de interés sexual como amabilidad y los hombres leen las señales de amabilidad como interés sexual. Deferencias de conceptos

viernes 30 de enero de 2015 - 9:47 pm

Existe un viejo mito acerca de las relaciones sociales entre hombres y mujeres. ¿Es posible la amistad entre el hombre y la mujer? Cuando hablamos de amistad nos referimos a una amistad en donde no haya sentimientos de deseo sexual o enamoramiento entre algunas de las partes con la otra. Sería algo así como una amistad pura, infantil, sin genitalidad.

Muchos abogan la teoría de que sí es posible, y dan ejemplos de casos que conocen o incluso de sus propias vidas. Sin embargo, otros consideran que es imposible, ya que al menos una de las dos partes sentirá deseo por la otra, por más que lo mantenga oculto.

El debate es eterno dentro del sentido común, pero la ciencia no es ajena a la pregunta. En este sentido, un estudio de la Evolutionary Psychology tuvo un hallazgo que inclina la balanza para una de las dos posturas.

Una investigación realizada en Noruega descubrió que los hombres y las mujeres no se entienden fundamentalmente entre sí: ellas interpreta las señales de interés sexual como amabilidad. Y ellos leen las señales de amabilidad como interés sexual.

Al parecer, según el estudio, los hombres sólo tienen el sexo en la mente, por más que suene un cliché estereotipado. Investigadores de Norwegian University of Science and Technology encuestaron a 308 estudiantes heterosexuales entre 18 y 30 años, les preguntaron sobre sus amistades, atracciones sexuales y experiencias con señales malinterpretadas.

El resultado fue que los hombres comúnmente percibieron interés sexual de las mujeres, mientras que las mujeres participantes dijeron que sus acciones amistosas habían sido malinterpretadas por los hombres alrededor de 3,5 veces durante el último año. Por otro lado, las mujeres informaron que no percibieron interés sexual de los hombres.

Los investigadores noruegos dedujeron que la percepción de interés sexual de los hombres surge con el fin de minimizar los “errores” en la elección de una pareja. En otras palabras, cuando se trata de la selección natural, la capacidad del hombre para reproducirse es de suma importancia, por lo que no pueden dejar pasar las oportunidades.

Por otra parte, un estudio de 2012 encontró que los hombres son más propensos a estar sexualmente atraídos a sus amigas, que éstas hacia ellos. También eran más propensos a pensar que sus amigas se sentían atraídas sexualmente a ellos cuando no lo estaban.

Cuando los hombres y mujeres heterosexuales no tienen una lectura precisa de cómo se perciben el uno al otro, las cosas se tornan raras. Obviamente, eso no significa que la amistad sea imposible.

COMENTARIOS