Salud

Por qué no podemos hacernos cosquillas a nosotros mismos

Según los investigadores, la incapacidad de hacerse cosquillas a uno mismo está estrechamente relacionado con el sistema neurológico. Los esquizofrénicos son los únicos que pueden hacerse cosquillas a sí mismos

jueves 29 de enero de 2015 - 5:32 pm

Uno de los grandes misterios de vida cotidiana fue descubierto por un grupo de científicos, quienes revelaron los motivos por los cuáles las personas no podemos hacernos cosquillas a nosotros mismos.

La pregunta de por qué no podemos hacernos cosquillas no es un cuestionamiento menor, aseguran los científicos, ya que “nos lleva a esas preguntas más grandes sobre la conciencia y la autoconciencia, sobre quiénes somos”, asegura George van Doorn, de la Universidad Monash, en Australia.

Los neurocientíficos descubrieron que cada vez que nos movemos creamos sensaciones potencialmente confusas que pueden hacernos perder el rumbo de algunas situaciones.[pullquote] Un estudio revela los motivos por los cuáles no podemos hacernos cosquillas a nosotros mismos[/pullquote]

Si el cerebro obviara los movimientos que hace nuestro cuerpo sería todo un caos, ya que pensaríamos que alguien nos está acariciando o atacando cada vez que nos tocamos una pierna, el pelo o el hombro.

La capacidad del ser humano de diferenciar nuestros movimientos del de los demás es una parte básica de nuestra conciencia sobre nosotros mismos y de nuestros actos. “Las cosquillas son un buen ejemplo por el contraste tan obvio entre los mismos actos si los realiza otro o nosotros mismos”, dice Jennifer Windt, de la Universidad alemana Johannes Gutenberg.

Aquellas personas que sufren de esquizofrenia son los únicos que pueden hacerse cosuquillas a sí mismos, dado que no reconocen bien el origen de sus movimientos. “La incapacidad de hacerte cosquillas a ti mismo sugiere que las definiciones del ser y de los otros están basadas en la neurología”, dice Robert Provine, de la Universidad de Maryland en Estados Unidos.

COMENTARIOS