Muerte del fiscal Nisman

Entre reclamos de Justicia, despidieron restos de Nisman en el cementerio de La Tablada

El vehículo con el féretro, custodiado por la Policía Federal, fue despedido por un grupo nutrido de vecinos, algunos de los cuales portaban una extensa bandera nacional

jueves 29 de enero de 2015 - 10:10 am

Los restos del fiscal federal que investigó el atentado contra la AMIA, Alberto Nisman, fueron sepultados este mediodía en el Cementerio Israelita de la localidad bonaerense de La Tablada, partido de La Matanza, en cuyos alrededores una gran cantidad de personas reclamó justicia.

La inhumación -a la que asistieron familiares, amigos y unos pocos políticos- estuvo precedida por una ceremonia religiosa dirigida por el rabino Marcelo Polakoff y oficiaron como principales oradores el filósofo Santiago Kovadloff y el vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff.

El cortejo fúnebre con los restos del fiscal llegó a las 11 al Cementerio Israelita de La Tablada, proveniente de una sala velatoria del barrio porteño de Núñez.

El vehículo con el féretro, en medio de un fuerte operativo de la Policía Bonaerense, fue recibido con aplausos por un gran número de personas, algunas de las cuales portaban banderas nacionales, mientras que otras esgrimían carteles con consignas como “Justicia por el fiscal”, “Nisman somos todos” y “La verdad no muere”. En el lugar -donde se lo pudo ver al ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi-, la diputada nacional de Unión PRO Patricia Bullrich dijo a la prensa que la inhumación de los restos del fiscal fue “como enterrar a un pedazo de la República, porque lo que ha pasado es muy serio y muy grave”.

El cortejo fúnebre había partido a las 9.45 desde una sala velatoria del barrio porteño de Núñez. El vehículo con el féretro, custodiado por la Policía Federal, fue despedido por un grupo nutrido de vecinos, algunos de los cuales portaban una extensa bandera nacional, mientras un hombre esgrimía una gran cruz con la leyenda: “Todos somos víctimas”.

Los restos del fiscal fueron retirados de la sala velatoria de la calle O’Higgins 2842, para ser trasladados al cementerio ubicado en la avenida Crovara 2824, de La Tablada. Nisman fue encontrado muerto el domingo 18 de enero en el baño de su departamento del barrio porteño de Puerto Madero, con un disparo en la cabeza de un revólver calibre 22.

El deceso ocurrió horas antes de la programada presentación del fiscal ante la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados para informar sobre su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández, el canciller Héctor Timerman y el diputado kirchnerista Andrés Larroque, entre otros, por “encubrimiento” del atentado contra la AMIA en favor de Irán.

DYN09.JPG

DYN08.JPG

DYN04.JPG

DYN03.JPG

DYN02.JPG

DYN01.JPG

COMENTARIOS