Política

Los puntos clave de la nueva Agencia Federal de Inteligencia impulsada por Cristina

La propuesta para disolver la Secretaría de Inteligencia que será enviada al Congreso aún no fue difundida en forma total. Sin embargo, el Gobierno Nacional sí dio a conocer algunos elementos centrales de la iniciativa

martes 27 de enero de 2015 - 1:05 pm

La presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, informó este lunes a través de cadena nacional que el Poder Ejecutivo impulsará un proyecto de ley para disolver la Secretaría de Inteligencia (SI, ex SIDE) y crear la nueva Agencia Federal de Inteligencia (AFI). [pullquote position=”right”]Los puntos clave de la nueva Agencia Federal de Inteligencia impulsada por Cristina[/pullquote]

La propuesta, que será enviada al Congreso y que se debatirá el mes próximo en sesiones extraordinarias, aún no fue difundida en forma total. Sin embargo, el Gobierno Nacional sí dio a conocer algunos puntos centrales de la iniciativa.

– Para empezar, y tal como anunció ayer Cristina, la nueva Agencia contará con un director general y un subdirector designados por el Poder Ejecutivo con acuerdo del Senado. Y, tal como explicó esta mañana el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el mandato de los directores de la AFI será de cuatro años.

Debido a que, para ser aprobado, el proyecto precisa de mayoría simple, se puede suponer que el kirchnerismo no tendrá problemas para aprobarlo en ninguna de las dos cámaras. A su vez, como la iniciativa prevé su aplicación dentro de los 90 días de ser aprobada, si no hay demoras en el Congreso, los primeros directores serán propuestos por Cristina y aprobados por la mayoría que el Frente para la Victoria tiene en el Senado.

– Todo el sistema de escuchas se transfiere a la Procuración Fiscal. Como es sabido, su actual titular es la polémica Alejandra Gils Carbo, cercana al Gobierno Nacional.

– La nueva agencia tendrá tareas limitadas. Las mismas apuntarán a delitos graves internacionales, prevención de amenazas terroristas, tráfico de armas, delitos económicos, narcotráfico, ciber delitos y trata de personas.

– Las actividades de inteligencia interna también serán limitadas. La AFI se centrará, exclusivamente,  a la investigación de delitos criminales complejos, inteligencia criminal o atentados complejos contra el orden.

– Intentando eliminar la oscuridad de los “contactos” Jueces, fiscales y funcionarios no podrán comunicarse con agentes de la Agencia por fuera de los canales oficiales. Sólo lo podrán hacer a través de su director o subdirector.

– Las penas revisten cierta dureza: los incumplimientos se penalizarán con entre tres a diez años de prisión.

COMENTARIOS