Política

Los gobernadores se alejan cada vez más de la estrategia de la Casa Rosada

La línea confrontativa contra los medios y la Justicia por la muerte del fiscal Alberto Nisman no tuvo el respaldo de todos los mandatarios provinciales

martes 27 de enero de 2015 - 8:08 am

Esta semana la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, retomará la agenda pública, tras un mes sin actividad pública en el que se recuperó de una fractura de tobillo que sufrió el 26 de diciembre.
[pullquote position=”right”]Los gobernadores se alejan cada vez más de la estrategia de la Casa Rosada[/pullquote]

El jueves, la mandataria volverá a encabezar un acto en la Casa Rosada, para el que ya fueron notificados los gobernadores, con quienes se firmará una nueva prórroga de sus deudas con el Estado nacional. El contexto en el que se desarrollará este encuentro es más que particular debido a la reacción del Gobierno ante la muerte del fiscal Alberto Nisman.

“Cansados de imposiciones”, fue la frase elegida por el asesor de uno de los gobernadores que participó de la reunión del PJ la semana pasada, para dar cuenta de la sensación generalizada en varias provincias, según lo confirmado por el diario Clarín.

Además, varios dirigentes provinciales plantean que vienen a Buenos Aires “para el acto y nada más, no para que nos reciban, atiendan. No hay canal de diálogo”.

El reclamo no es nuevo y también se lo hicieron llegar al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien para los mandatarios provinciales “era la esperanza de una relación más fluida” con el Gobierno.

La foto de esta semana, mostrará a la presidenta con los mandatarios provinciales, pero en esas filas aún varios están molestos con el documento de respaldo que forzosamente debió acompañar el PJ por indicación de Carlos Zannini, secretario Legal y Técnico.

“Mientras ellos (por el círculo más cercano de Cristina) siguen con su defensa, los perjudicados somos nosotros”, le indicó al mismo matutino mencionado un consejero peronista que señaló, asimismo, que en estas condiciones “se complican las futuras reuniones del Partido”.

La línea confrontativa contra los medios y la Justicia no tuvo el respaldo de todos los mandatarios provinciales. “El eje tenía que ser el ataque a las instituciones y no ir contra todos”, expresaron desde el despacho de un Gobernador histórico en el PJ. “No era momento de confrontar”, remataron.

COMENTARIOS